El municipio de Patones, está claramente delimitado en dos áreas: Patones de Abajo y Patones de Arriba.

Patones de Abajo sería la zona moderna del pueblo, donde está el ayuntamiento, las casas de la mayoría de habitantes, los servicios básicos... y Patones de Arriba, la zona antigua y turística que merece la pena visitar. Declarado Bien de Interés Cultural y sin duda, uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad de Madrid.

Recorrer Patones de Arriba de punta a punta no te llevará más de una hora, pero bien vale la visita. Sus casas son de pizarra y por eso, está considerado uno de los pueblos más representativos de la llamada "arquitectura negra" que podemos encontrar en algunos pueblos de la zona norte de Madrid, Segovia y Guadalajara.

Imagen
Patones de Arriba - Pueblo con encanto en Madrid

¿Aparcar en Patones de Arriba?

El pueblo es chiquitín y el estacionamiento solo está disponible para vecinos de la zona. Si te alojas en alguna de sus casas rurales, te recomendamos preguntar antes si es posible aparcar en la zona de arriba. Los visitantes de un solo día, podemos aparcar en el parking de Patones de Abajo, en el inicio de la llamada "Senda del Barranco" e ir caminando hasta Patones de Arriba (800 metros, o 20 minutos de paseo aproximadamente).

Patones para furgoneteros o viajeros en autocaravana

Puedes pernoctar sin problema en el parking de Patones. Justo al lado de este, hay un parque con columpios, merenderos, mesa de ping pong y, super importante, una fuente de agua.

Imagen
Patones de Arriba - Pueblo con Encanto en Madrid

¿Qué más hacer en Patones?: Escalar, comer y visitar los alrededores

Durante el paseo por la "Senda del Barranco" es habitual ver escaladores con sus cuerdas y mosquetones, subiendo las rocas. Si te gusta la escalada, te encantará Patones.

Patones tiene también cuevas. La más conocida es la Cueva del Reguerillo, pero no podrás visitarla. Por un mal uso, está cerrada al público. Una pena...

Cuando termines de visitar el pueblo, quizá quieras comer en los diferentes restaurantes o casas rurales de Patones de Arriba. Hay gran variedad, pero te recomendamos que reserves antes porque en temporada turística suelen estar hasta arriba. En nuestro caso, no hemos comido nunca en el pueblo porque nos gusta decidir sobre la marcha, pero varios amigos que lo han hecho nos comentan que se come de maravilla.

Nuestra opción cuando lo visitamos fue comprar pan artesanal en una tiendecita del pueblo, algo de queso y miel (típicos de la zona) y hacernos un bocadillo que nos comimos plácidamente frente a el Embalse del Atazar y nos supo a gloria. El bocadillo estaba rico, pero las vistas también ayudaron.

¿Qué más ver en los alrededores de Patones?

Si lo tuyo es el senderismo, te recomendamos alguna ruta por la zona de Pontón de la Oliva y la Sierra de la Cabrera.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...
7 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Comparte!