Pasar al contenido principal

Si ya tienes tu camper lista para viajar o recién estás empezando tu camperización, te interesará este artículo donde te hablaremos de los diferentes tipos de cocinas camper que puedes montar en tu furgoneta. Te hablaremos también de las bombonas de gas con las que puedes cocinar.

1. Tipos de cocina para camper: ventajas e inconvenientes

Existen diferentes tipos de cocina para furgoneta camper. Las más comunes son las siguientes:

1.1. Cocinas portátiles de gas (con cartuchos o bombonas)

La principal ventaja de las cocinas portátiles es que no requieren de homologación lo que hace que su coste inicial sea bajo. En el mercado encontrarás desde el típico camping gas sencillo de un solo fuego hasta aparatos más completos de hasta 3 fuegos (quemadores).

Puedes ubicarla en un cajón fijo de tu furgoneta (para tenerla más a mano) o montarla cada vez que vayas a usarla y desmontarla cuando vayas a conducir, guardándola en el maletín que suelen llevar incluido.

Lo bueno de este sistema portátil, es que tendrás más encimera disponible. Lo malo, que el proceso de montaje y desmontaje es más rollo. De todas formas, no lleva más de un minuto, así que es una muy buena opción a valorar.

Algunas funcionan únicamente con cartuchos de gas (los más comunes los CP-250) que se introducen en la propia cocina y otras (las cocinas llamadas duales), pueden ser usadas también con bombonas de gas más grandes, que incluso puedes rellenar. Hablaremos de ellas más abajo en este mismo artículo.

Además, no es necesario llevar cerillas ni encendedor, ya que lo llevan integrado en el propio aparato.

Las más sencillas de un solo fuego, están disponibles desde 15€.

1.2. Cocinas integradas de gas

Se trata de cocinas que vienen integradas en un mueble y suelen incluir grifo y fregadero empotrado. Las autocaravanas o furgonetas camperizadas de serie, suelen llevar este tipo de cocinas. Lo normal es que lleven dos o tres fuegos (o quemadores) lo que te dará más comodidad a la hora de cocinar varios platos al mismo tiempo. Por contra, al estar siempre montada, perderás espacio de encimera en el mueble de cocina. Suelen venir con tapa para evitar que le entre la suciedad cuando no la estás usando.

Este tipo de cocinas requieren una instalación de gas fija, lo que hace que la inversión sea mayor. Al hacer instalación fija, necesitarás homologarla y pagar por un certificado de gas que deberá firmar obligatoriamente un técnico especialista.

Pagando un poco más, encontrarás también modelos con horno de gas integrado.

Existen de diferentes modelos con diferentes precios, calidades, tamaños... En su versión más sencilla, las puedes encontrar desde 195€.

1.3. Cocinas de inducción eléctrica

Este tipo de cocinas de vitrocerámica, al igual que en una casa, tienen la gran ventaja de ser muy fáciles y cómodas de limpiar. En una furgoneta camper no son la mejor opción, principalmente por su alto consumo energético.

Si eres de los que duermen siempre en campings donde puedas contratar luz, perfecto. Pero si pretendes usar una cocina de este tipo tirando solamente de tu batería y placa solar... ya puedes tener una instalación bien bien potente...

Si estás pensando en este tipo de cocina, echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo realizar el cálculo de consumos eléctricos en una furgoneta camper, para hacerte una idea de lo que necesitarías.

Hay un gran abanico de modelos disponibles, partiendo desde los 39€ en sus modelos de un solo fuego.

1.4. Cocinas de inducción a gasoil

Y si te sobra el dinero, quizá quieras montar una cocina de este tipo. Cuentan con la misma ventaja que las de inducción eléctricas de ser fáciles de limpiar, pero con la ventaja añadida de no realizar un alto consumo eléctrico ya que su fuente de energía principal es el gasoil del propio vehículo. Además, son cocinas idóneas si no quieres realizar instalación de gas ni quieres estar pendiente de comprar bombonas cada X tiempo.

Su precio es alto y tardan en empezar a calentar (aproximadamente 3 minutos). Si pretendes ir a lugares de 1.600 metros de altitud o más, asegúrate al comprarla de que venga con kit de altura o kit de alta montaña, ya que sino, no funcionaría bien en estos lugares.

Su precio es el más elevado de todos los tipos de cocina: desde los 1.245€.

2. Tipos de bombonas de gas para camper: Butano vs Propano vs GLP

Si te has decidido por cualquiera de las cocinas de gas, necesitarás saber que hay más de un gas disponible con el que usarlas: ¿Butano, Propano o GLP? No hay una opción mejor que otra, sino diferentes situaciones y necesidades.

Aunque es bastante obvío, asegúrate de usar una bombona compatible con la cocina que hayas adquirido ya que no todas son aptas para todos los modelos (suele venir en la ficha técnica al comprarla), o de comprar (si fuera necesario), los adaptadores oportunos.

Imagen
Cocina camping gas portátil con regulador
Cocina camping gas portátil con regulador. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

También, ten en cuenta la compatibilidad en caso de que estés pensando en usarlas también para la calefacción, para el agua caliente o para una nevera camper (si llevas una trivalente).

Además, si vas a llevar instalación de gas fija, te puede interesar echar un vistazo a la ley que regula el tema: Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, por el que se aprueba el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias

2.1. Butano

Las botellas de butano son ideales para viajar por lugares con climas cálidos o no demasiado fríos, ya que a temperaturas por debajo de los 0º, este tipo de gas se congela y no se puede utilizar.

Se encuentran disponibles en diferentes tamaños y formatos. Las más usadas son:

  • Las Butano Repsol naranjas de toda la vida de 12.5kg,
  • Las Butano Cepsa plateadas de 12.5kg (que son más ligeras y fáciles de manejar),
  • Las Butano de 6kg (también llamadas K6),
  • Las bombonas azules R en sus diferentes pesos y tamaños: R-907 de 2.75kg, R-904 de 1.8kg y R-901 de 0.40kg.
  • También son muy comunes los cartuchos CP-250 de 0.25kg, usados en las cocinas de camping gas portátiles de un solo fuego.

Por lo general, a mayor tamaño, menor precio por kg, por lo que si vamos a darles un uso intenso, siempre es recomendable optar por el tamaño más grande que podamos en función del espacio disponible en nuestra furgoneta o del peso que podamos llevar. Además, ten en cuenta que comprar la bombona la primera vez, te saldrá más caro, pero una vez tengas una, el precio al recargarla, baja considerablemente.

Por ejemplo, actualmente, el precio de recargar la bombona de 12.5kg es de 13.96€ frente a los cartuchos CP-250 de 0.25kg que cuestan aproximadamente 1.77€.

Nosotros en nuestra camper L1H1 en la que llevamos una cocina dual de camping gas de un solo fuego, usamos bombonas de gas R-907 de 2.75kg (con su manguera y regulador), junto con cartuchos CP-250 (para salir de un apuro). Puedes verlo en nuestro video de Youtube: cómo cocinar en furgoneta camper.

Imagen
Bombonas de gas R-907 y CP-250
Bombonas de gas R-907 y CP-250. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En furgonetas pequeñas, son una buena opción, ya que pueden ubicarse en cualquier rincón de la furgoneta y son muy manejables, pudiendo moverlas con facilidad para usarlas también en el exterior. Además, estos dos formatos se pueden encontrar en cualquier ferretería o grandes almacenes, están muy extendidas en Europa, y su precio es relativamente económico. Sin embargo, las Butano naranjas de 12.5kg, pueden resultarte más difíciles de encontrar fuera de España.

A nosotros, en España, la R-907 de 2.75kg nos cuesta 18€ (y nos dura algo más de un mes con un uso intenso) y la CP-250, 1.77€.

2.2. Propano

La principal ventaja del propano es que no se congelará hasta alcanzar aproximadamente los -40º. Algo casi imposible en una furgoneta camper. Si llegas a -40º, estarás tan ocupado en no morir por congelación que tu última preocupación será poder cocinar.

La botella de propano más común es la Propano de 11kg. Su precio aproximado: 12.28€

2.3. GLP (Gas Licuado Petróleo)

Este tipo de gas tiene varias ventajas frente a las botellas de butano y propano, al permitir un almacenamiento mayor. Las botellas van desde los 10 hasta los 24,4 litros, lo que es mucha más capacidad frente a las de butano / propano conveccionales.

Otra ventaja es su ínfimo peso en comparación con los otros gases.

Este gas tiene muy buena gasificación y puede soportar hasta -40 grados y + 65 grados por lo que no deberemos preocuparnos del clima del lugar donde viajemos. Además, en caso de incendio no explotan como si lo harían las de butano/propano. ¡Punto a favor!

Las botellas con GLP no necesitan ser cambiadas, ya que se pueden recargar. El precio de la recarga ronda los 0.75€ / litro (dependiendo del país y el momento), a la que tendrás que sumar inicialmente el precio de la botella o depósito.

Si te decides por usar GLP, ten en cuenta comprar los diferentes adaptadores (o bocas de llenado) para poder tener la seguridad de recargar en todos los países, ya que no existe un adaptador estándar y la boca puede variar de un país a otro. Son 4 los adaptadores más usados.

Su principal desventaja es que requiere de instalación fija, y esta es cara. Oscila entre los 400€ y los 1.500€ (dependiendo de si se instalan una o dos botellas, o si instalamos un medidor de nivel). Requiere una alta inversión inicial.

3. ¿Dónde comprar o rellenar bombonas de gas en Europa?

En España en cualquier gasolinera encontrarás fácilmente bombonas de butano/propano de 12.5kg, 11kg, las k6 de Repsol y las plateadas de Cepsa. Suelen llevar un teléfono en la bombona al que puedes llamar para solicitar que te la envíen a tu ubicación (aunque deberás darte de alta). Con estos formatos, podemos tener dificultades para recambio en otros países.

Además, más allá del mundo camper, si vives en una casa fija, en España existe también la figura del butanero, que pasa con su camión uno o dos días a la semana, repartiendo bombonas. Suele tener un día y hora fijos para pasar por cada pueblo o localidad. Lo normal es dejar la botella en la acera o llamarle desde la ventana cuando le veas pasar y esperar a que venga el camión para hacer el cambio de bombona.

Las botellas azules de camping gas tales como las R-907, R-901 y CP-250, también son fáciles de encontrar en ferreterías y grandes almacenes de toda Europa ya que están bastante extendidas.

En cuánto a las GLP, puedes encontrar puntos de rellenado de GLP en toda Europa. Te dejamos un directorio con todos los puntos, direcciones y precios donde recargar GLP.

Quizá también te interese, este enlace para localizar las estaciones donde repostar GLP en España.

4. A tener en cuenta al cocinar con gas en tu furgoneta

  • Co2: Por tu seguridad, recomendamos siempre ventilar la furgoneta mientras cocinas con gas abriendo claraboya y ventana. El gas se come el oxígeno en espacios cerrados, por lo que si no llevas ventilación en tu furgoneta y enciendes el gas durante mucho rato, antes de que te des cuenta puedes acabar mareándote y perdiendo el conocimiento. Por ello, quizá te interese llevar un detector de gas (Co2). Este tipo de aparatos nos avisan si hubiera alguna fuga o escape de gas, o si el nivel de oxígeno bajara por debajo de lo recomendable. Cuestan poco por lo que consideramos que merece la pena la inversión.
  • HUMOS: Recomendamos también llevar un extractor de humos para evitar la acumulación de olores mientras cocinas. Por mucho que te gusten las sardinas a la plancha, seguro que no querrás que tu furgo huela a ellas durante horas... Nosotros tenemos una ventilador-extractor que nos va de perlas. Puedes ver cómo es en nuestro video: Tutorial caja de fusibles, focos, cargadores y extractor
  • REGULADORES / ADAPTADORES: Ten en cuenta que cada bombona funciona con una presión diferente (mbar). Por ello, cada una puede necesitar un regulador (o alcachofa) distinto. Si usas un regulador que no corresponde, puede ocurrir que no salga tanta llama en una como en otra, e incluso puede existir riesgo de fugas por un exceso de presión. Por ejemplo, el regulador que lleva la bombona de gas butano funciona bien a 30 mbar y en cambio la botella de gas propano soporta un regulador desde 37mbar hasta 50 mbar. Una opción para poder usar diferentes bombonas en función de la disponibilidad para comprar, es usar un adaptador con salida doble. Existe uno de gas Repsol en el que puedes colocar los dos tipos de botellas (azules o propano), muy fácilmente. Su coste: 15.50€  aproximadamente. ten en cuenta que lleven siempre el código CE tanto si homologas como si no. Con el gas no se juega.
  • MÁS UTENSILIOS NECESARIOS: En caso de usar bombonas, tendrás que comprar aparte también una manguera de gas, con sus correspondientes boquillas y abrazaderas para ajustarlas a la manguera.

¡Comentar es gratis! ;) Y siempre se agradece...

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...
15 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Comparte!