Pasar al contenido principal

Las Merindades de Burgos son preciosas. De punta a punta. Si estás de paso y no tienes tiempo para verlo todo, te recomendamos especialmente que no dejes de visitar estos dos lugares: la ciudad de Frías y su municipio, Tobera. Sigue leyendo y te contamos por qué.

1. El castillo de Frías y sus casas colgadas

Imagen
Área de autocaravanas de Frias (Burgos)
Área de autocaravanas de Frias (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

¿Sabías que Frías es la ciudad más pequeña de España? ¡Ojo! Hablamos de ciudad. Tiene poco más de 200 habitantes y es uno de los principales reclamos turísticos de las Merindades, y de Burgos en general. Lo encontramos repleto de vida, terrazas y sitios bonitos para descubrir. Su nombre antiguo era "Aguas Fridas" y recibió el título de ciudad en el año 1435. Hoy se encuentra en la lista de pueblos más bonitos de España.

Sin duda lo que más llama la atención de Frías es su silueta desde la distancia, desde donde se puede apreciar la torre del castillo encaramado en la roca (La Muela) y la curiosa arquitectura de las famosas casas colgadas de Frías.

Imagen
Casas colgadas de Frías en las Merindades de Burgos
Casas colgadas de Frías en las Merindades de Burgos. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Simplemente pasear por la ciudad ya merece la pena. Los mayores atractivos de Frías se encuentran en la parte alta de la ciudad. Durante el ascenso, irás descubriendo callejuelas estrechas y empedradas con mucho encanto, dejándonos imágenes como esta:

Imagen
Casco histórico de la ciudad de Frías (Merindades de Burgos)
Casco histórico de la ciudad de Frías (Merindades de Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Una vez arriba, en lo alto de La Muela, nos topamos con la Iglesia de San Vicente Mártir. Originalmente, esta parroquia era de estilo románico. Su torre se cayó y fue levantada de nuevo en el año 1906. En parte de ahí viene la mezcla de estilos que luce a día de hoy, destacando la parte barroca. A nosotros que somos cero entendidos en arte, nos pareció muy bonita.

Imagen
Iglesia San Vicente Mártir en Frías (Burgos)
Iglesia San Vicente Mártir en Frías (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Lo que ves en la foto frente a la Iglesia, es actualmente una zona con merenderos y sombra, genial para los días de más calor. Se llama la plaza de los Granos. Ahí se encontraba antiguamente el mercado de la ciudad.

Enfrente, el Parque Alfonso VIII, donde podrás disfrutar de varios miradores.

Lo siguiente que no te puedes perder en la parte alta, es el Castillo de Frías o Castillo de los Velasco. Se comienza su construcción en el siglo X. Su ubicación privilegiada en lo alto de la roca le proporcionaba dotes defensivas, ya que desde lo alto de la Torre del Homenaje (la que se ve desde la distancia según se entra a la ciudad), se obtiene una vista perfecta de los alrededores. Cuenta además con una muralla construida en el año 1201.

Imagen
Castillo de Frías (Burgos)
Castillo de Frías (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El acceso al interior del castillo, se hace cruzando un puente levadizo construido sobre el foso que lo rodea.

PARA AHORRAR: La entrada para visitar el castillo cuesta solo 2€, salvo los miércoles de 10:30 a 11h en los que el acceso es gratuito.

2. El espectacular puente romano-medieval de Frías

Tras la visita a la ciudad, nos fuimos a comer a la zona de merenderos que hay junto al margen del río Ebro. Lo hicimos con estas magníficas vistas al puente romano-medieval que conduce a la ciudad, y que está considerado como uno de los mejores puentes fortificados de España. Este puente era de gran importancia para el comercio. Por el pasa la calzada romana que comunicaba Frías con otras zonas de importancia de la costa cantábrica.

Imagen
Puente romano-medieval en Frías (Burgos)
Puente romano-medieval en Frías (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Se encuentra en perfecto estado y realmente impresiona su tamaño y longitud. Mide 143 metros de longitud y casi 4 metros de ancho. La torre que descansa en el centro del puente, se construyó en la Edad Media.

Imagen
Arco central bajo la torre del puente medieval de Frías (Burgos)
Arco central bajo la torre del puente medieval de Frías (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Justo enfrente hay sitio para aparcar coches y furgonetas no muy grandes ya que el aparcamiento es en batería. Si vas con una autocaravana de mayores dimensiones, quizá lo tengas dificil para aparcar aquí. Puedes hacerlo un poco más arriba y bajar caminando. También si lo prefieres, hay un camping al otro lado del río.

Imagen
Aparcamiento merenderos Puente romano-medieval en Frías (Burgos)
Aparcamiento en zona con merenderos frente al puente romano-medieval en Frías (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En Frías también hay área de autocaravanas. Se encuentra abierta, sin barreras de ningún tipo, pero con un cartel que indica que para usarla debes pagar 6€ en la oficina de turismo. Un precio bastante razonable. Hay también bastantes opciones de alojamiento rural y restaurantes para comer o tomar algo.

3. Tobera: la Ermita de Santa María de la Hoz

Imagen
Ermita Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos)
Ermita Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Muy cerquita de Frías, a menos de 2 km se encuentra Tobera. Se trata de una pequeña localidad perteneciente a Frías. Sin duda, es otro punto de las Merindades que no puedes dejar de visitar.

El sitio para aparcar es más bien pequeño y se encuentra inclinado. No es un sitio en el que pasar el día ni la noche, pero para aparcar con furgonetas camper no muy grandes y visitar la ermita, va de lujo porque queda justo enfrente.

Es un parking muy cotizado, pero también de gran rotación, ya que la mayoría de los visitantes aparcan para dar una vuelta y sacar 4 fotos a la ermita, y se van en menos de media hora. De todas formas si ves que es imposible, desde Frías apenas se tarda 20 minutillos en llegar a pie.

Lo más llamativo de Tobera son sus ermitas. La Ermita de Santa María de la Hoz (la del fondo, más grande y llamativa) y la Ermita del Humilladero del Cristo de los Remedios (la pequeñita que se ve al frente junto al puente en la foto de abajo).

Imagen
Ermita del Humilladero del Cristo de los Remedios (Merindades, Burgos)
Ermita del Humilladero del Cristo de los Remedios (Merindades, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Te recomendamos que no te quedes con la vista desde abajo y subas las escaleras que te adentran en la Ermita de Santa María de la Hoz, para obtener unas bonitas vistas de sus arcos. No te llevará más de 5 minutos.

Imagen
Arcos de la Ermita de Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos)
Ermita Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

4. Tobera y la ruta de las cascadas

De vuelta hacia abajo, dejamos el puente a la derecha y buscamos el cartel del Paseo del Molinar que conduce al siguiente punto de interés en Tobera: sus cascadas.

Las encontrarás si sigues el camino señalizado que discurre junto al río. Es una ruta circular corta y muy fácil.

Imagen
Cascadas en Tobera. Paseo del Molinar (Merindades, Burgos)
Cascadas en Tobera. Paseo del Molinar. ). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Si te has quedado con ganas de más, pronto te mostraremos otro artículo con una ruta en coche o furgoneta por las Merindades de Burgos donde descubriremos la zona al completo: un monasterio abandonado, unas cuevas ocultas para ermitaños, ¡y mucho más!

Te puede interesar...

Comparte!