Pasar al contenido principal

Si no conoces las Merindades, no conoces Burgos. Se trata de una comarca burgalesa que se encuentra al norte de la provincia, lindando con Cantabria. Sin menospreciar otras comarcas (que también tienen grandes atractivos), para nosotros, las Merindades es la región de Burgos donde se encuentran los pueblos y lugares con más encanto de la provincia. Acompáñanos en esta ruta en furgoneta donde te contamos todos sus secretos.

1. Oña y su monasterio benedictino

Imagen
Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos)
Estatua del Conde Sancho García frente al Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Empezamos nuestra ruta en furgoneta camper por las Merindades desde aquí. Oña, además de ser un pueblo bonito, es un pueblo fácil para viajeros en furgoneta camper o autocaravana.

A las afueras, junto a un parque con merenderos y barbacoas, el ayuntamiento de Oña ha habilitado un área gratuita para autocaravanas. Lo han hecho en una explanada de tierra justo detrás de unos cipreses, que vienen genial en verano para darnos algo de sombra. La única pega que le ponemos es que los servicios de llenado y vaciado se encuentran bajo unas arquetas en el suelo, nada higiénicas y poco cómodas de usar.

Imagen
Área gratuita de autocaravanas de Oña (Burgos)
Área gratuita de autocaravanas de Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

A apenas unos pasos del área se encuentra el polideportivo de Oña con pistas de tenis y baloncesto abiertas para cualquiera que quiera darles uso.

Imagen
Parque detrás del área de autocaravanas de Oña (Burgos)
Parque detrás del área de autocaravanas de Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Tras pasar aquí la noche, nos levantamos temprano para visitarlo.

El punto más representativo de Oña es el Monasterio de San Salvador, fundado por el Conde de Castilla Sancho García en el año 1011. Frente a la puerta verás una estatua en su honor. La verdad que es de esos edificios majestuosos que no te esperas. A nosotros nos sorprendió.

Imagen
Escalinata Parroquia del Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos)
Escalinata Parroquia del Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Frente a la parroquia de la iglesia del monasterio te encontrarás con la escalinata de acceso y su majestuosa entrada principal: el Pórtico de los Reyes.

A un lado de la escalinata, una estatua en honor al monje benedictino Fray Pedro Ponce de León, pionero en la enseñanza a los sordos. Sí, porque en este monasterio, en el siglo XVI, se ubicó la primera escuela para sordomudos del mundo.

Imagen
Estatua en honor a Fray Pedro Ponce de León, pionero en la enseñanza sordomudos
Estatua en honor a Fray Pedro Ponce de León en Oña. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En el interior podrás visitar la Iglesia, los panteones reales y condales donde se encuentran los sepúlcros de varios reyes y condes de Castilla como el mismo Sancho García. Por último, con la entrada podrás visitar también el Claustro de los Caballeros. Tienes el plano completo con más información aquí: PDF del folleto turístico Monasterio de San Salvador.

PARA AHORRAR: Aunque la entrada para visitar el monasterio cuesta solo 3€, si lo haces los martes de 10:30 a 12h, ¡puedes entrar gratis!

Otros edificios históricos de interés en Oña son la Iglesia de San Juan Bautista y la Torre de San Juan, ambas en la Plaza del Ayuntamiento. La torre alberga en la actualidad el museo de la resina de Oña, desde cuya parte más alta se puede obtener unas bonitas vistas panorámicas de la localidad. ¿Y sabes qué? La entrada es libre y gratuita ;)

Imagen
Iglesia San Juan Bautista en Oña (Burgos)
Iglesia San Juan Bautista en Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
Imagen
Torre de San Juan y Museo de la Resina en Oña (Burgos)
Torre de San Juan y Museo de la Resina en Oña (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Más allá de su casco histórico y su riqueza patrimonial, te gustará saber que Oña se encuentra en un entorno natural privilegiado, formando parte del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornilun.

Desde el pueblo salen muchas rutas de senderismo, de diferentes dificultades. Si te apetece algo fácil y sin desniveles, te recomendamos especialmente el Paseo por el desfiladero del río Oca. Se trata de una ruta muy fácil de unos 3 km de duración, que puedes hacer también en bici. Sigue el curso del río Oca y continúa por la antigüa vía de ferrocarril Santander Mediterráneo que pretendía unir los puertos de Valencia y Santander.

Imagen
Ruta senderismo Paseo del Oca en Oña (Burgos)
Ruta de senderismo Paseo del Oca en Oña. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Encontrarás túneles, puentes, agua, rocas y mucho verde. Otro punto a favor es que la ruta se encuentra iluminada por las noches, por lo que es ideal para un paseo nocturno en verano.

Imagen
Ruta Paseo del Oca en Oña
Ruta Paseo del Oca en Oña. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Tras pasar un par de días tranquilos disfrutando de Oña y teletrabajando, nos fuimos a Frías. Otro bonito pueblo que sin duda no puedes perderte.

2. Frías y Tobera: un castillo, un puente romano-medieval y una ermita de cuento

Imagen
Área de autocaravanas de Frias (Burgos)
Área de autocaravanas de Frias (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Sin duda lo que más llama la atención de Frías es su silueta desde la distancia, desde donde se puede apreciar la torre del castillo encaramado en la roca (La Muela) y la curiosa arquitectura de las famosas casas colgadas de Frías.

Dejamos la furgoneta en el parking de la entrada que, pese a ser grande, se encontraba ya abarrotado desde primera hora de la mañana. Desde aquí, comenzamos el ascenso a la parte alta de la ciudad sin prisa, disfrutando del camino y de callejuelas empedradas con mucho encanto.

Imagen
Ermita Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos)
Ermita Santa María de la Hoz (Tobera, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En el artículo de arriba te contamos también donde aparcar y/o pernoctar en Frías si viajas en furgoneta camper o autocaravana.

3. El eremitorio Cueva de los Portugueses

Imagen
Eremitorio Cueva de los Portugueses (Merindades, Burgos)
Eremitorio Cueva de los Portugueses (Merindades, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El siguiente punto de la ruta lo encontramos un poco por casualidad. Íbamos por la carretera admirando el paisaje, cuando vimos un cartel que tenía pinta de ser algo interesante. Así que paramos a un lado de la carretera (de mala manera en un espacio de tierra muy pequeño con espacio para un solo vehículo) y... ¡guau! Nos encontramos con algo que no esperábamos: las Cuevas del Pontarrón o Cuevas de los portugueses, pertenecientes al pueblo de Tartalés de Cilla (Trespaderne).

En estas cuevas se encuentra el Eremitorio del Arroyo de las Torcas. ¿Pero qué tiene de especial este sitio? A simple vista desde fuera, nada... hasta que te adentras en ellas y descubres lo que esconden. Pequeñas cuevas a ambos lados y una zona de bosque en el centro por la que pasa un arroyo.

Imagen
Zona interior del eremitorio cuevas portugueses
Zona interior del eremitorio cuevas de los portugueses. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Los eremitorios son lugares apartados a los que se retiran los eremitas o ermitaños a orar y vivir una vida alejada de la sociedad. Al adentrarte en el lugar, descubrirás una serie de pequeñas cuevas artificiales excavadas por el hombre, cada una con su puerta de acceso desde el exterior. Así eran en los siglos XVIII y IX cuando se cree que se construyeron. Hay quien cree que en ellas vivía un grupo de monjes y quien cree que se trataba de un poblado de ganaderos semi-nómadas.

Imagen
Puerta a una cueva del eremitorio
Puerta a una cueva del eremitorio. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Varios siglos después, a principios del siglo XX, las ocuparon unos trabajadores portugueses encargados de la construcción del canal de la central hidroeléctrica de Trespaderne. Para hacerlas más grandes y habitables, abrieron aún más las cuevas conectándolas entre sí, lo que hizo que se vieran como lucen ahora:

Imagen
Interior del Eremitorio cuevas de los portugueses (Merindades, Burgos)
Cuevas interconectadas. Interior del Eremitorio cuevas de los portugueses (Merindades, Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Existen más eremitorios similares por la zona. Para nosotros, era la primera vez que oíamos hablar de ellos y por eso nos llamaron tanto la atención. Un sitio muy original, bonito, con historia y de acceso libre y gratuito. ¿Qué más se puede pedir? Una zona de aparcamiento decente cerca hubiera estado bien... aunque quizá se masificaría y perdería su encanto de joya escondida.

4. El abandonado Monasterio de Rioseco

Imagen
Claustro Monasterio de Santa María de Rioseco (Burgos)
Claustro Monasterio de Santa María de Rioseco (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El Monasterio de Santa María de Rioseco, fue otra de las joyas que descubrimos en las Merindades. Se encuentra en el Valle de Manzanedo, en una ubicación bastante escondida que cuesta encontrar si no vas buscándola.

Se trata de un antiguo monasterio cisterciense abandonado y en ruinas. En sus buenos tiempos lo habitaban los llamados monjes blancos.

Tras años de abandono, en el 2008, un grupo de voluntarios decidió poner remedio e inició las obras de rehabilitación para devolver al monasterio a la vida. De hecho, cuando lo visitamos había un par de obreros, andamios y carretillas de obra.

Imagen
Monasterio de Rioseco en las Merindades de Burgos
Nosotros en el Monasterio de Rioseco. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Fundaron la Asociación Cultural "Salvemos Rioseco", con la que colaboran ayuntamientos, asociaciones y particulares y desde la que en los meses de verano realizan visitas guiadas gratuitas, talleres y eventos para dar a conocer este espectacular sitio.

Si te acercas en cualquier otro momento, puedes visitarlo igualmente por tu cuenta de forma gratuita, ya que el sitio está abierto 24h y es de acceso libre. Hay carteles explicativos a cada paso. Eso sí, ten cuidado de por donde te metes ya que el lugar está en ruinas y se especifica claramente que el acceso es bajo tu propia responsabilidad. Nosotros nos adentramos bastante en el lugar y nos encantó. Teniendo un poco de cuidado y sentido común, nos pareció un lugar seguro.

Como decimos, visitar Rioseco es gratis, aunque para colaborar con el proyecto de rehabilitación de Rioseco, puedes dejar un donativo en la entrada o comprar algún producto en su tienda, como una camiseta o una taza.

Imagen
Interior del Monasterio abandonado de Rioseco (Burgos)
Interior del Monasterio abandonado de Rioseco (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Ahora, ¿dónde aparcar para visitar el Monasterio de Rioseco? Puedes aparcar el coche, furgoneta o autocaravana abajo, a un lado de la carretera. Nosotros la dejamos junto al cartel que lleva al camino peatonal de subida al monasterio, en un sitio un poco complicado. Al marcharnos, nos dimos cuenta de que un pelín más adelante, al pasar la curva, había un espacio un poco más amplio.

Imagen
Aparcamiento para visitar el Monasterio de Rioseco (Burgos)
Aparcamiento para visitar el Monasterio de Rioseco (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En la parte de arriba, hay sitio para dejar bicicletas por si prefieres aparcar más lejos y venir así.

Desde aquí te recomendamos desviarte un poco fuera de las Merindades hacia Orbaneja del Castillo, que queda cerca y tampoco defrauda. Lo dejamos para otro artículo.

Otra opción desde aquí es acercarse a Puentedey...

5. Puentedey y su grandioso puente natural

Imagen
Puente de Puentedey (Burgos)
Puente de Puentedey (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde el año 2022, Puentedey está en la lista de pueblos más bonitos de España y eso siempre es garantía de calidad.

Lo que convierte a esta aldea de apenas 50 habitantes en un lugar tan especial, sin duda es su puente natural que traspasa la roca dejando que el río Nera fluya por debajo. La formación es tan espectacular que los habitantes del pueblo decían que era una construcción divina. De ahí que el pueblo se llame Puentedey (o puente de Dios).

Imagen
El puente cueva de Puentedey desde dentro (Burgos)
El puente cueva de Puentedey desde dentro (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El tremendo agujero tiene nada menos que 15 metros de altura, 35 de ancho y 80 de largo. Te dejamos otra perspectiva para que te hagas una idea de su grandiosidad.

Imagen
Túnel puente natural de Puentedey (Burgos)
Túnel puente natural de Puentedey (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Lo puedes traspasar a pie sin problema para plantarte al otro lado del pueblo y seguir visitándolo. Te recomendamos acercarte al mirador de San Andrés que se encuentra al final de una empinada cuesta, al lado del cementerio. Desde él tendrás unas inmejorables vistas del pueblo y del puente desde lo más alto.

Imagen
Mirador pueblo Puentedey (Burgos)
Mirador pueblo Puentedey (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

También te puede interesar la visita a la iglesia románica de San Pelayo, del siglo XII o a la Casa Palacio Brizuela (también conocida como Palacio de los Porres).

Imagen
Vista general del pueblo de Puentedey y su iglesia
Vista general del pueblo de Puentedey y su iglesia. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En cuánto a dónde aparcar en Puentedey, nosotros lo hicimos en unos espacios específicos para campers y autocaravanas que hay en el parking que se encuentra a la entrada del pueblo. Cuidado porque las ramas de los árboles bajo las que se encuentran son bajas y creemos que las autocaravanas muy altas pueden tener problemas para acceder. Son plazas bajitas. Nosotros casi tocamos y eso que viajamos en una furgoneta L1H1, no demasiado alta... Aunque no hay servicios de llenado y vaciado, nos pareció un lugar muy tranquilo. Pernoctamos aquí en completo silencio un día entre semana y fuera de temporada.

Imagen
Aparcamiento coches y autocaravanas Puentedey (Merindades, Burgos)
Aparcamiento de coches y autocaravanas de Puentedey. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nos gustó también que junto al aparcamiento hay una zona con columpios, merenderos, máquinas de gimnasia al aire libre, mesas de ping pong y pistas de baloncesto, fútbol y tenis. Para nosotros que vivimos en nuestra furgo a tiempo completo, son sitios geniales para hacer algo de deporte o simplemente para un rato de diversión.

Imagen
Zona de merenderos y juegos de Puentedey (Burgos)
Zona de merenderos y juegos de Puentedey. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Ah, y contenedores de basura. Algo imprescindible para todos los viajeros y más para los que como nosotros, cagan en un cubo... XD

Otra opción interesante por la zona (que nosotros no hicimos), es acercarse a la Cascada de la Mea.

6. Ojo Guareña, Ermita de San Bernabé y Cueva Palomera

Imagen
Ermita de San Bernabe Ojo Guareña en Burgos
Ermita de San Bernabé (Burgos). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nuestro paso por las Merindades no podía terminar sin que nos acercaramos aquí, donde se encuentra la Ermita de San Bernabé, la Cueva Palomera y el Monumento Natural de Ojo Guareña.

Ojo Guareña esconde 100 km de galerías subterráneas modeladas por la naturaleza durante siglos. Es tan grande, que se considera una de las 10 formaciones de este tipo más extensas del mundo.

Para visitarlo, lo mejor es llegar hasta Casa del Parque, en el municipio de Quintanilla del Rebollar, donde te pueden informar de rutas, visitas guiadas, precios y demás información útil.

La vista exterior de la ermita es gratis. Si quieres entrar, puedes hacerlo por solo 4,5€.

También aquí puedes contratar la visita a las galerías subterráneas de la Cueva Palomera, con dos opciones: la visita larga de 4h o la corta de 2,5h. Los precios van desde los 12€ a los 22€ en función de su duración y de si vas en fin de semana o en días laborables.

Te lo contamos más a fondo en otro futuro artículo.

7. Espinosa de los Monteros y los valles pasiegos

Imagen
Área gratuita de autocaravanas de Espinosa de los Monteros
Área gratuita de autocaravanas de Espinosa de los Monteros. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Para terminar nos acercamos a Espinosa de los Monteros.

El ayuntamiento ha habilitado un área gratuita para autocaravanas con servicios de llenado y vaciado. Se encuentra en mitad de las montañas y con un parque con merenderos y zona de barbacoa justo enfrente.

Espinosa de los Monteros es un pueblo bonito, con historia y en un entorno privilegiado en plenos valles pasiegos. Nos pilló en unos días con bastante trabajo así que no pudimos apenas salir de la furgoneta ni disfrutarlo en condiciones. Lo dejamos en nuestra lista de pendientes, porque lo poco que vimos, tenía buena pinta.

----

Tras descansar un par de días aquí, tomamos rumbo a Cantabria, donde pasaríamos un mes y medio descubriendo Santander, la costa quebrada y sus pueblos de interior más desconocidos. ¿Te vienes?

Te puede interesar...

Comparte!