Pasar al contenido principal

Durante nuestra visita a la ciudad de Alicante de este invierno, aprovechamos para conocer también sus alrededores. Sí, porque la provincia de Alicante está llenita de pueblos y rincones que no te querrás perder. ¡Quédate a descubrirlos con nosotros! Estos son nuestros favoritos:

1. Calpe y el Peñón d'Ifach

Imagen
El peñón de Ifach (Calpe)
El peñón de Ifach desde la playa de Calpe. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Calpe es otra localidad alicantina que no te puedes perder. Su casco histórico tiene mucho encanto, pero su gran atractivo y lo que le diferencia del resto, es su peñón: el Peñón de Ifach. Ya desde la lejanía luce espectacular, aunque lo ideal es acercarse y pasear por su entorno. La subida a la cima es de dificultad media-alta. Nosotros no subimos.

Calpe tiene también un casco histórico bonito con la calle Puchalt como imprescindible, donde encontrarás las famosas escaleras con los colores de la bandera de España.

Otro de los encantos ocultos de Calpe son los Baños de la Reina. Se trata de un yacimiento arqueológico de época romana que se encuentra parcialmente sumergido en el mar. El baño está permitido, ¡y es gratis!

2. Altea y sus blancas fachadas

Imagen
Vista general de Altea (Alicante)
Vista general de Altea (Alicante). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Altea es igual a casas blancas, calles empedradas, cuestas empinadas, playas y mucho encanto.

Nos encantó su paseo marítimo y la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo con sus cúpulas azules de cerámica que destacan tan bien entre el blanco del resto de casas.

Una preciosidad de lugar donde se respira tranquilidad y que visitaríamos una y mil veces.

3.  Guadalest y su embalse

Imagen
Embalse de Guadalest (Alicante)
Embalse de Guadalest (Alicante). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Dejando atrás los pueblos costeros y moviéndonos hacia el interior de Alicante, descubrimos Guadalest. Se trata de un bonito pueblo medieval encima de un roca. Tiene un castillo visitable (El Castillo de San José) y se encuentra en la lista de pueblos más bonitos de España.

El pueblo en sí mismo ya es bonito, pero si le añadimos que está rodeado de vegetación y que en sus alrededores hay un embalse en el que el agua es de color verde intenso... Guadalest se convierte en una opción imprescindible de visitar.

No te pierdas ninguna de sus encantos realizado un free tour por Guadalest como el que puedes reservar aquí.

4. Benidorm y sus rascacielos

Imagen
Rascacielos de Benidorm (Alicante)
Rascacielos de Benidorm (Alicante). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Benidorm es otro de los grandes imprescindibles en Alicante. Llama la atención desde lo lejos por sus inmensos rascacielos al estilo Las Vegas. Una barbaridad urbanística, curiosa de visitar. Un buen punto para contemplar su silueta sería desde el Mirador de la Cruz.

También merece la pena su paseo marítimo y el Balcón del Mediterráneo.

Benidorm es un destino barato y masificado en verano. No es el tipo de turismo que nos gusta, pero la verdad es que fuera de temporada es bastante tranquilo.

Es un buen destino también para visitar con niños por sus parques temáticos: Terra Mitica y Aqualandia (el parque acuático más grande de Europa).

Una buena forma de descubrirlo a fondo es realizando un free tour por Benidorm como el que puedes reservar aquí.

5.  Villajoyosa y sus casas de colores

Imagen
Villajoyosa y sus casas de colores frente al mar
Villajoyosa y sus casas de colores frente al mar. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Este pequeño pueblo de pescadores se encuentra a tan solo 30 kilómetros de Alicante, y a poco más de 14 kilómetros de Benidorm. Vive principalmente del turismo al que atrae por sus muchos encantos.

Lo más destacado de Villajoyosa son sus casitas de colores frente al mar.

Cuentan que son de colores para que los marineros que se iban a faenar y pasaban varios días fuera de casa, pudieran reconocer su casa a lo lejos. Para comunicarse con ellos, sus madres o mujeres colgaban sábanas en sus balcones para avisarles de si había buenas o malas noticias en función del color de la prenda.

Villajoyosa es famosa también por su chocolate. En el Museo del Chocolate, podrás conocer la historia de esta delicia y de la marca de chocolate Valor, con más de 100 años dedicados a la elaboración de chocolate de la más alta calidad.

Para saber más sobre sus casas de colores, su museo y sus otros encantos, puedes reservar un free tour por Villajoyosa desde aquí.

6. Novelda y su santuario

Imagen
Santuario Santa María Magdalena en Novelda (Alicante)
Santuario Santa María Magdalena en Novelda (Alicante). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Lo que hace visitable a Novelda, sin duda es el Santuario de Santa María Magdalena. Original como él solo. Se trata de una construcción modernista inspirada en la Sagrada familia de Barcelona.

7. Alicante ciudad

Imagen
Vistas del puerto de Alicante desde el Castillo de Santa Bárbara
Vistas de Alicante desde el Castillo de Santa Bárbara. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Y por supuesto, ¡no te olvides de visitar Alicante (ciudad)! Tiene tanto que ver y hacer que te lo contamos en otro artículo. Échale un vistazo para descubrir su castillo, sus playas y sus muchos otros encantos.

Te puede interesar...

Comparte!