Pasar al contenido principal

Desde el 2007, el Parque Nacional del Teide es patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es uno de los imprescindibles que tienes que visitar sí o sí si vas a Tenerife. Abarca casi 20.000 hectáreas, ocupando gran parte de la zona central de la isla. El acceso al parque es libre y gratuito. Durante tu visita te encontrarás con paisajes volcánicos llenos de rocas y lugares que parecen sacados de la luna.

Imagen
Parque Nacional del Teide (Tenerife)
Parque Nacional del Teide (Tenerife). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

1. El Parque

Indendientemente de la época y del modo en que visites el parque, no te olvides de llevar calzado cómodo, protección solar y ropa de abrigo por si se te hace de noche en la zona. Por mucho que sea verano y durante el día estés en pantalón corto, en cuánto empieza a atardecer, las temperaturas en todo el parque bajan considerablemente y echarás en falta una chaqueta. Hablamos por experiencia propia...

Imagen
Parque Nacional del Teide
Parque Nacional del Teide. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En el centro del parque, se encuentra el volcán que le da nombre: El Teide. Este volcán de 3.718 metros, además de ser el volcán más famoso de España, es el pico más alto de todo el país.

Para acceder, puedes ir en coche hasta la base y aparcar en su parking. Si lo visitas en temporada alta, se recomienda madrugar para encontrar sitio. Desde aquí, puedes continuar la subida de dos maneras:

2. Subir al Teide en teleférico

Se coge a 2.356 metros de altitud, y en apenas 8 minutos, te subirá hasta los 3.555 metros, donde se encuentra la estación superior.

A partir de aquí, si quieres llegar hasta la cima, tendrás que recorrer los casi 200 metros restantes a pie, para poder coronar el pico, desde el que se pueden ver las cumbres de todas las Islas Canarias.

Subir es gratis, pero para hacerlo es necesario solicitar un permiso en la web de Parques Nacionales. Desde la propia web recomiendan hacerlo con una antelación de 2 meses (dependiendo de la época del año).

Si no te ha dado tiempo, puedes contratar una excursión guiada donde los permisos ya están incluidos, e incluyen además la entrada al teleférico y los guías acompañantes para que puedas hacer el ascenso con total seguridad.

Son unos 40 minutos de subida con un gran desnivel, por lo que es apto solo para personas con buena condición física.

Imagen
Pico del Teide (Tenerife)
Pico del Teide (Tenerife). Foto de @fanchisanchez (Pixabay)

3. Subir el Teide a pie

Si eres un valiente, puedes subir el Teide enterito a pie por el sendero de Montaña Blanca. Es un ascenso de alta dificultad.

Puedes además, hacer una parada y dormir en el Refugio de Altavista (a 3.260 metros de altitud), con capacidad para 54 montañeros. Para pasar la noche, es necesario reservar con antelación. Destacar también que no se trata de un hotel, sino de un refugio para montañeros, por lo que la estancia es solo para una noche.

El ascenso a pie por este sendero, tiene una duración aproximada de 6 horas (4h hasta el refugio + 2h adicionales desde este hasta la cima).

Imagen
Refugio Altavista (Teide)
Refugio Altavista (Teide). Foto de @Hans (Pixabay)
Imagen
Parking ascenso al teleférico del Teide
Parking ascenso al teleférico del Teide. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nosotros no pudimos subir (ni siquiera al teleférico). El día que elegimos para visitarlo, se encontraba nublado y nos comentaron en la propia taquilla que no nos recomendaban hacerlo, ya que las nubes impedían ver nada desde la cima. Una gran pena, pero también una excusa para volver a Tenerife.

Si pudimos intuirlo de lejos desde los múltiples miradores que se encuentran en el parque y entre los que destaca el Mirador de Chipeque, que se encuentra a 1.830metros sobre el nivel del mar y al que se puede llegar desde la carretera TF-24. Otros miradores destacados son: el Mirador de Ayosa y el Mirador de la Crucita.

4. Las Roques de García

Lo que sí hicimos, fue visitar el parque. Llevábamos un coche de alquiler, con el que estábamos haciendo una ruta en coche por Tenerife. Esto nos permitió más libertad que si lo visitas con una excursión guiada, donde el tiempo de parada en cada punto siempre está limitado. Además, el parque está lleno de apartaderos donde dejar el coche y contemplar el paisaje.

En el parque encontrarás multitud de senderos para caminar (en el Centro de Visitantes de El Portillo, te darán la información que necesites). Uno de los imprescindibles es el Sendero de los Roques de García.

Imagen
Roques de García (Teide, Tenerife)
Roques de García (Teide, Tenerife). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El Parque Nacional del Teide está plagado de formaciones rocosas, y en el sendero de Los Roques de García, encontrarás algunas de las más espectaculares y conocidas del parque, entre las que destaca El Roque Cinchado, con el Teide al fondo.

Imagen
Roques de García- Roque Cinchado (Tenerife)
Roques de García con el Roque Cinchado enfrente. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

5. El Paisaje Lunar (Los Escurriales), en Vilaflor

Por útlimo, en dirección sur, nos encontramos con el paisaje volcánico lunar (también llamado Los Escurriales), al que se puede acceder desde el pueblo de Vilaflor, conduciendo por un sendero unos 12 kilómetros.

Llegados al punto de inicio, aparcamos el coche al lado de la carretera e iniciamos el ascenso a pie por la ruta PR TF-83, durante 2,2km, iniciando la ruta a una altura de 1.400 metros y llegando hasta los 1.967metros, donde nos esperan estas espectaculares formaciones de arena que nos hacen pensar que hemos saltado a través de un agujero invisible y nos hemos trasladado a otro planeta.

Imagen
Paisaje Lunar Los Escurriales (Teide, Tenerife)
Paisaje Lunar Los Escurriales (Teide, Tenerife). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
Imagen
Paisaje Lunar Los Escurriales (Teide, Tenerife)
Paisaje Lunar Los Escurriales (Teide, Tenerife). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

6. Flora y Fauna única en el Parque Nacional del Teide

Además, en el Parque Nacional del Teide, existen especies endémicas, que solo podrás ver ahí.

Imagen
Tajinaste rojo en el Teide
Tajinaste rojo en el Teide. Foto de @Erdmann-Crew (Pixabay)

Por ejemplo, los tajinastes rojos: una especie vegetal roja y picuda que puede alcanzar los 3 metros de altura y es endémica del Parque Nacional del Teide. Su nombre viene del guanche (lengua extinta hablada por los aborígenes canarios) y significa "aguja".

También la Violeta del Teide es endémica de la zona y visible en las laderas del pico, solo a más de 2.500 metros de altitud.

En el Parque Nacional del Teide habitan también especies únicas de insectos, reptiles y aves como el pinzón azul.

¡Comentar es gratis! ;) Y siempre se agradece...

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...
3 + 8 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Comparte!