Pasar al contenido principal

Montar una batería auxiliar en tu furgoneta, te será de mucha utilidad para poder ser autosuficiente y almacenar la energía que utilizarás en tu camper (más o menos autosuficiente, en función de la capacidad de la batería que escojas).

Por eso, antes de elegir qué batería auxiliar te interesa montar, es imprescindible que te pares a pensar qué aparatos eléctricos vas a necesitar, qué consumo tienen, etc. Una vez hayas realizado el cálculo del consumo eléctrico que realizarás en tu camper, ya estarás listo para decidir.

1. ¿Qué es una batería y por qué instalar una batería auxiliar en una furgoneta camper?

Una batería, es el lugar donde se almacena la energía que puede venir de diferentes fuentes (combustible, luz solar, el viento...). Como ya sabes, cualquier vehículo, cuenta con una batería (la batería principal), que sirve para arrancar el coche. Esta batería, va unida al alternador, que se encarga de la carga de la batería y de proporcionar energía a todos los sistemas eléctricos del vehículo: luces, limpiaparabrisas, climatización...

Imagen
Alternador del coche para arrancar batería principal
Alternador del coche

Mientras estás con el motor en marcha, puedes cargar tu móvil desde el puerto USB del coche o conectar una nevera portátil al vehículo a través de un cargador de mechero. Pero una vez paras el coche, no conviene seguir tirando de la batería principal, ya que si la descargas más de la cuenta, cuando vayas a arrancar el coche, no podrás hacerlo.

Cuando camperizas una furgoneta, lo normal es que quieras consumir también energía cuando estás parado. Por eso, es habitual montar una segunda batería (la batería auxiliar), para poder almacenar la energía que utilizarás para los electrodomésticos o aparatos eléctricos que instales dentro de tu camper.

2. Principales tipos de baterías y sus características

Hay distintos tipos de batería. Las más comunes para montar en un vehículo son las de ácido, de gel, las AGM y las de litio. Vamos a verlas una por una, con sus características principales, diferencias, ventajas e inconvenientes.

2.1. Baterías de plomo ácido no selladas

Sirven muy bien como baterías principales de arranque del vehículo porque soportan un pico de energía alto. Son las baterías más baratas, pero no sirven para montarlas como batería auxiliar para los consumos de tu furgoneta. Por un lado, porque no vienen selladas lo que puede ser muy peligroso ya que en caso de volcar, podrían derramarse líquidos y gases nocivos. Por otro lado, este tipo de baterías tienen una vida útil muy corta y no deben descargarse demasiado. Su función es servir al arranque y se mantienen cargadas gracias al alternador (es decir, se cargan cuando el vehículo está en marcha).

Las baterías de ácido actuales no requieren mantenimiento, aunque en vehículos antiguos, aún las encontrarás con mantenimiento: llevan unos tapones en los que tienes que ir rellenando con agua destilada y requieren engrasar los bornes.

2.2. Baterías selladas (de Gel o AGM)

Son baterías de ácido también, pero reguladas con válvula VRLA (Valve Regulated Lead Acid). Este tipo de baterías son seguras ya que son herméticas y no dejan escapar líquidos ni gases nocivos para el ser humano. Además, no requieren mantenimiento. Son ideales para utilizar como baterías solares que cargaremos mediante paneles.

Dentro de esta categoría encontramos dos tipos: la baterías de gel y las baterías AGM. Su precio no varía demasiado (al menos en el momento en que nosotros las consultamos), pero tienen una serie de diferencias que te explicamos a continuación:

  • BATERÍAS DE GEL: Estas baterías son buena opción cuando no se van a conectar aparatos muy potentes que vayan a descargar la batería rápido. Son baterías a las que les afectan mucho las bajas temperaturas y no funcionan igual en climas fríos. Existen también las baterías de gel con carbón activo por si quieres investigarlas. Se trata de un aditivo que le añaden para mejorar los ciclos de carga.
  • BATERÍAS AGM: Por su diseño interior, soportan mejor los golpes y vibraciones, lo que las hacen ideales para montar en una camper. Además, soportan bien temperaturas bajo cero, su carga es más rápida, aceptan mejor las descargas rápidas por usar aparatos potentes, pero duran menos años ante descargas profundas.

En principio ambas se pueden colocar en cualquier posición sin que se salga el líquido, lo que hace que podamos ser más flexibles a la hora de encontrarles un hueco en nuestra camper, aunque dependerá de la batería concreta, por lo que para evitar problemas y pérdidas de garantía, recomendamos siempre seguir las instrucciones del fabricante o de la empresa donde la adquiramos. En la nuestra, una AGM, al comprarla ya nos advirtieron en la empresa de energía solar de que podíamos ponerla tumbada, pero no de pie.

Ambas son buenas opciones en una camper.

Lo mejor para comparar, es coger las fichas técnicas de varias opciones de la misma marca y misma capacidad en amperios, y a partir de aquí decidir en función de lo que necesitemos. Veremos un ejemplo práctico más abajo.

2.3. Baterías de litio

Son las mejores de todas, pero las más caras. Mejores porque pesan muy poco, porque permiten descargas profundas con una vida útil de la batería mucho mayor.

¿Compensa el gasto? Según cómo se mire. Su vida útil será mucho más larga, porque lo que a largo plazo puede salir rentable. Habría que ponerse a hacer cálculos. De todas formas, supone un desembolso económico inicial tan alto, que no muchos se deciden por este tipo de batería.

3. ¿Qué tener en cuenta al elegir una batería para una furgoneta camper?

3.1. Tensión

Imagen
Multímetro digital para medir la tensión de la batería
Multímetro digital para medir la tensión de la batería.

Lo más importante y lo más obvío. Las baterías para coches, autocaravanas y furgonetas funcionan a 12v. Si estás camperizando un camión, deberás buscarla de 24v.

Hemos leído que si tienes la intención de conectar la batería auxiliar a la principal para cargarla desde el alternador mientras conduces, las de gel no son aptas porque requieren una tensión de carga inferior a la que proporciona el alternador (14,4v), aunque mirando en webs de fabricantes de baterías y echando un vistazo a las fichas técnicas de varias tanto AGM como gel, las tensiones de carga que nos figuran son idénticas en ambos tipos así que no nos queda claro por qué no son aptas...

No somos expertos como ya decimos, pero te animamos a investigarlo si te decides por una de gel. Y si encuentras alguna fuente oficial que lo explique y lo que quieres compartir con nosotros en comentarios, nos encantará saber más del tema.

3.2. Capacidad en amperios

Para elegir la capacidad de la batería, primero deberás tener claro qué consumos vas a hacer. Echa un vistazo a nuestro artículo para ayudarte con el cálculo de consumos en una furgoneta camper.

Lo mínimo recomendable como batería auxiliar es coger una de 100ah, y de ahí para arriba según tus necesidades y tu presupuesto.

3.3. Velocidad de la descarga

Es un código que viene en las fichas técnicas de las baterías y viene indicado de la siguiente manera: C20, C50, C100... ¿Pero qué significa? El número, hace referencia a la velocidad de descarga de la batería completa en horas. Cuánto más despacio descargemos la batería, más amperios reales nos dará.

Veamos un ejemplo práctico comparando según ficha técnica una batería Kaise AGM de 250ah y una Kaise de gel de 250ah:

Imagen
Comparativa rendimiento baterías gel vs AGM según velocidad de descarga

La imagen nos indica que en descargas lentas de 100h, ambas dan los mismos amperios, pero si la descargáramos en 20h, 10h o 5h (por ejemplo) las baterías AGM dan siempre mayor rendimiento que las de gel. Por lo que si prevees hacer un consumo alto en pocas horas las AGM te darán mejor resultado.

3.4. Profundidad de descarga (DoD)

Suele venir también especificado en las características de la batería. Existen baterías de ciclo profundo, que significa que aceptan bien descargas del 70 u 80%. Sino (dependiendo del tipo de batería), lo normal es que debas descargar como máximo un 50%. Si descargas más, no se estropea de golpe, pero su vida útil se reduce.

Imagen
Profundidad de descarga en baterías

Vamos a verlo también con un ejemplo, donde hemos cogido los datos de las fichas técnicas de baterías similares para facilitar la comparativa:

Imagen
Comparativa ciclos baterías Gel vs AGM vs Litio según profundidad de descarga (DoD)

Se ve claramente cómo las baterías de litio duran muchísimos más ciclos de carga y descarga, seguidas por las de gel y por último, las AGM.

3.5. Tipos de bornes

Las baterías que se usan como baterías principales o de arranque, llevan bornes cónicos (ténlo en cuenta porque en el mercado encontrarás también baterías de AGM pensadas para el arranque en coches con sistema start-stop...).

Cuando compras una batería solar, no viene con bornes cónicos, sino con bornes con tornillo, que permiten conectar más aparatos. En el mercado las encontrarás buscando por "batería solar".

Además, siempre recomendamos comprar aparte cubre bornes (si no te vienen ya), para evitar contactos indeseados con los polos de las baterías.

4. ¿Cómo cargar la batería auxiliar?

Existen varias formas de hacerlo, así que para no alargarnos más en este artículo, profundizaremos en ello en los siguientes. Básicamente las formas habituales son:

  1. Mediante una placa solar controlada con un regulador de carga
  2. Desde el alternador con un booster o conectándola a la batería principal del coche mediante un relé, para que se cargue mientras estamos en marcha
  3. Cargándola desde una toma exterior a 220v. No nos meteremos en este tema porque las instalaciones a 220v son más peligrosas y se escapan a nuestro conocimiento.

Dependiendo de tu presupuesto y del tipo de viaje que vayas a emprender, te puede interesar más un modo de carga u otro: Si vas a realizar un viaje en el que estés en constante movimiento, un relé o booster puede ser una buena opción, pero si vas a viajar lento haciendo pocos kilómetros cada vez y prevees estar parado en un mismo lugar durante unos días, te interesará llevar una placa solar. Por último, si tu plan es dormir principalmente en campings o lugares donde puedas contratar electricidad, la opción de carga mediante una toma exterior, será la más adecuada para tí.

No es necesario decantarse solo por una, ya que estas 3 formas de carga pueden convivir en una misma instalación. Presta atención si lo haces a la posible sobrecarga de la batería de la que te hablamos en "Relé o booster conviviendo con carga mediante panel solar".

5. Instalar varias baterías auxiliares para aumentar capacidad

Para camperizaciones de furgonetas o autocaravanas grandes con más requerimientos energéticos, es posible que necesites instalar más de una batería auxiliar. Para hacerlo, lo que se hace es conectar ambas baterías entre sí en paralelo, teniendo en cuenta que:

  • Al conectarlas en paralelo, obtendremos más capacidad, pero la tensión se mantendra (ej. batería 250ah 12v + batería 250ah 12v = capacidad de 500ah y 12v).
  • Ambas baterías deben ser idénticas: mismo tipo, capacidad y marca (para evitar problemas)
  • También es recomendable que en el momento de la conexión, ambas tengan el mismo tiempo de uso y desgaste. Es decir, no conviene conectar baterías viejas con baterías nuevas.
  • Se deben instalar lo más cerca posible entre sí y con cables con la sección adecuada.
  • Aún pese a hacerlo todo correctamente, una de las baterías trabajará más que la otra y será más fácil que se desgasten antes de tiempo y reduzcan su vida útil.

La conexión se hace uniendo todos los positivos de cada batería por un lado, y los negativos por otro.

Aún así, siempre que la capacidad lo permita, es preferible instalar una batería con más amperios que dos pequeñas en paralelo.

6. Nuestra elección en una furgoneta Nissan NV400 L1H1

Nosotros hemos montado una batería solar AGM C100 de 250ah de marca Kaise. Si tu plan es dormir principalmente en campings o áreas donde puedas contratar electricidad, o si tu consumo energético no va a ser muy alto, quizá con 100ah vas sobrado…

Imagen
Batería solar AGM marca Kaise 250ah C100

Para nosotros, es importante tener una buena batería (dentro de un precio razonable), ya que pretendemos ser 100% autosuficientes y abastecernos únicamente de energía solar. Además, nuestra batería no es de ciclo profundo (por precio), así que en general nunca la descargamos más del 50% de su capacidad para que nos dure lo máximo posible. Por eso, realmente nuestra batería nos estaría dando 125ah reales de consumo (o menos, si aumentamos la velocidad de descarga tal y como hemos explicado arriba).


Esperamos como siempre que este artículo te haya sido de utilidad. Echa un vistazo a nuestros otros artículos relacionados para saber más sobre cómo camperizar una furgoneta.

¡Comentar es gratis! ;) Y siempre se agradece...

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...

Comparte!