Pasar al contenido principal

El Alto Gallego es la comarca más al norte de Huesca, que concentra algunos de los pueblos con más encanto de la provincia. Sigue leyendo porque te vamos a llevar de ruta por la comarca donde se encuentra el Valle del Tena. Te hablaremos de los pueblos más bonitos que descubrimos, sus historias y cómo visitarlos si viajas en furgoneta camper o autocaravana.

1. Mapa de la ruta en furgoneta por el Alto Gallego (Huesca)

2. Sallent de Gallego

Imagen
Sallent de Gallego desde el Puente Nuevo (Valle del Tena)
Sallent de Gallego desde el Puente Nuevo (Valle del Tena). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Empezamos fuerte esta ruta hablándote de uno de los pueblos más bonitos del Valle del Tena: Sallent de Gallego.

Este precioso pueblo está repleto de encanto. No te pierdas sus dos puentes: el puente viejo (o Puente medieval de El Paco) bajo el que pasa el Río Aguas Limpias y el Puente nuevo bajo el que pasa el Río Gallego.

Si callejeas un poco más, te encontrarás con el edificio del ayuntamiento y, justo a su lado, una estatua de bronce a tamaño real que seguro te llamará la atención: la estatua en honor a Fermín Arrudi, el gigante de Sallent.

Imagen
Fermin Araudi el Gigante de Sallent de Gallego (Huesca)
Fermin Araudi. El Gigante de Sallent de Gallego (Huesca). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Fermín, nació en Sallent de Gallego un 7 de julio de 1870. Padecía Gigantismo. Medía 229 centímetros y pesaba 175 kilos.

Tras trabajar en su adolescencia en la estación de Canfranc, Fermín comenzó a dedicarse al mundo del espectáculo. Exhibía su tamaño y su fuerza en ferias, circos y shows, mientras cantaba jotas y tocaba diversos instrumentos. Cosechó grandes éxitos y recorrió parte del mundo donde amasó una pequeña fortuna.

En París, conoció a su mujer con la que se casó y volvió a Sallent siendo ya un hombre adinerado, donde finalmente fallecería a los 43 años a causa de los problemas que su enfermedad le acarreaba.

Otro punto visitable de Sallent de Gallego es la Iglesia de la Asunción, de estilo gótico que data del siglo XVI. En su interior, se encuentra la patrona de la Virgen de la Nieves. La entrada es gratuita.

Imagen
Interior de la Iglesia de la Asunción (Sallent de Gallego)
Interior de la Iglesia de la Asunción (Sallent de Gallego). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Y lo mejor, sin duda, la vista global del pueblo con la llamativa Peña Foratata al fondo, que es seña de identidad del pueblo.

Imagen
Peña Foratata (Sallent de Gallego, Valle del Tena)
Peña Foratata (Sallent de Gallego, Valle del Tena). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Para visitar Sallent de Gallego en autocaravana o furgoneta camper, ten en cuenta que en Sallent no se puede pernoctar salvo en el área de autocaravanas (de pago) que han abierto recientemente.

Justo a la entrada del pueblo hay un gran aparcamiento donde, al menos cuando lo visitamos, sí se podía estacionar durante el día gratuitamente. Había, eso sí, un cartel gigante indicando todo lo que está prohibido hacer: sacar sillas, verter aguas, sacar el toldo, pasar la noche... en fin, que si aparcas de día, pero no acampas, no tendrás problema en visitarlo.

IMPORTANTE: Atento a la normativa ya que, cuando nosotros estuvimos el área estaba aún en construcción y por lo que nos han comentado, es probable que ya no sea posible ni estacionarse aquí un par de horas.

3. Embalse de la Lanuza

Imagen
Embalse de Lanuza (Valle del Tena)
Embalse de Lanuza (Valle del Tena). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El siguiente pueblo imprescindible es Lanuza y su embalse. Se encuentra al lado de Sallent (de hecho, administrativamente Lanuza  pertenece a Sallent).

Lanuza es famoso porque cada verano se celebra aquí el Festival de las Culturas "Pirineos Sur". Este 2022 ha tenido lugar la edición número 29. Se trata de un festival internacional multicultural con espacio para acoger hasta 5500 personas y por el que han pasado los mejores músicos de los 5 continentes. Las actuaciones tienen lugar sobre un escenario flotante sobre el mismo embalse. Alex fue alguna vez de pequeño y siempre cuenta lo alucinante que es escuchar buena música en un entorno tan sumamente bello.

Imagen
Escenario flotante de la Lanuza Pirineos Sur Festival culturas
Escenario flotante de la Lanuza. Pirineos Sur Festival de las Culturas. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Durante el festival, Alex dice que iluminaban el embalse y se podía ver al fondo los restos de un pueblo sumergido. Se trata de la antigua Lanuza que se inundó parcialmente en los años 70 de forma premeditada, para construir aquí el actual embalse. Los vecinos de Lanuza fueron expropiados y obligados a buscarse otro hogar.

Pero no todo el pueblo quedó sumergido finalmente. Una parte de Lanuza se encuentra en tierra firme y se puede visitar. Tras quedar abandonado por el miedo a que lo cubriera el agua, años después, algunos de sus antiguos moradores, volvieron a Lanuza y restauraron lo que quedaba de ella. Quedó en tierra también la Iglesia de San Salvador (del siglo XIX).

El pueblo es precioso y se encuentra en un entorno único.

Imagen
Lanuza y su embalse (Valle del Tena, Huesca)
El pueblo de Lanuza y su embalse (Valle del Tena, Huesca). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Hay carteles a la entrada que prohiben la circulación de autocaravanas. Imaginamos que el motivo es que porque el pueblo es pequeño y sus calles estrechas. Nosotros aparcamos en un gran espacio de grava que hay a un lado de la carretera y nos acercamos caminando ya que se encuentra a apenas 10 minutos a pie.

4. Panticosa

Imagen
Panticosa desde lo alto (Huesca)
Panticosa desde lo alto. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Panticosa, es otro de los imprescindibles que no puedes perderte si visitas Huesca. Tiene además un inmenso área de autocaravanas gratuita. Está en un parking, pero viene genial si necesitas vaciar o rellenar, ya que es uno de los pocos lugares de la zona donde hacerlo sin aflojar la cartera.

Imagen
Parking gratuito autocaravanas en Panticosa (Huesca)
Parking gratuito autocaravanas en Panticosa (Huesca). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde el mismo área puedes subir a pie al pueblo pasando por un puente de piedra (llamado Puente Caldare o también puente viejo). Panticosa tiene apenas 800 habitantes censados. Es pequeño pero con encanto. Además, su posición estratégica rodeado de montañas lo convierte en un lugar digno de visitar. En el centro del pueblo, te encontrarás con una escultura de un montañero en honor a las múltiples rutas de senderismo que salen de la zona.

Imagen
Escultura del Montañero de Panticosa
Escultura del Montañero de Panticosa. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Al lado de la estatua, se encuentra la Iglesia de la Asunción de origen románico (siglo XIII).

Aparte de caminar, son muchísimas las opciones de ocio y actividades para realizar en Panticosa. Por ejemplo:

  • Las Pasarelas de Panticosa: 3€ (compra online) o 4€ (en taquilla) y aproximadamente 1 hora de duración para pasear entre plataformas y grandes rocas. No apto para gente con vértigo.
  • El tren de Alta Montaña El Sarrio, que te lleva al espectacular Valle de la Ripera, del que salen muchas rutas de senderismo. Cuesta 13€ si solo coges la ida o 19€ si coges billete de ida y vuelta y tiene una duración aproximada de 1 hora. Ojo porque abre solamente en temporada de verano, de junio a octubre.
  • El telecabina para subir a esquiar en invierno o disfrutar de unas vistas espectaculares desde lo más alto. Cuesta 19,80€

Otro planazo es rodear el pueblo y sus alrededores en busca de sus múltiples miradores desde los que obtener las mejores vistas del  entorno.

5. Baños de Panticosa

Imagen
Ibón de Baños en los Baños de Panticosa
Ibón de Baños en los Baños de Panticosa. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Continuamos la ruta con la furgoneta hasta los Baños de Panticosa. Dejando atrás el pueblo de Panticosa, tendrás que subir un puerto hasta los 1630 metros de altitud. Tras 8 kilómetros de ascensión, llegamos. La entrada es espectacular: a nuestra izquierda nos recibe un precioso lago, el Ibón de los Baños, que unido a las montañas del fondo (en las que aún se podía ver algo de nieve) crean una bonita estampa de tarjeta postal.

En este lago nace el río Caldares que se alimenta del agua que verás bajar de las cascadas fruto del deshielo en las montañas.

El entorno es espectacular. ¿Y sabes qué? No hay restricciones a la pernocta sobre ruedas en la zona. Lo que significa que puedes pasar varias noches con tu furgoneta camper o autocaravana con estas espectaculares vistas...

En la zona hay cubos de basura, espacio de sobra y un balneario (el Balneario de los Baños de Panticosa) por si te apetece un plan relajante (desde 40€ por persona).

Imagen
Los Baños de Panticosa desde lo alto
Los Baños de Panticosa desde lo alto. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Ten en cuenta que en el Ibón de los Baños está estrictamente prohibido bañarse.

Hay por la zona varias fuentes de agua con diferentes propiedades medicinales. De hecho, existe una ruta llamada "La Ruta de las Fuentes" o "Paseo de la Salud" que puedes hacer para recorrer las diferentes fuentes curativas de la zona. Nosotros solo encontramos una, la Fuente de la Laguna, que es la que se encuentra en la senda que lleva a la cascada de Argualás.

Imagen
Fuente de la Laguna en la Ruta de la Salud (Baños de Panticosa)
Fuente de la Laguna en la Ruta de la Salud (Baños de Panticosa). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Estuvimos en mayo y tenemos que decir que entre semana estuvimos prácticamente solos por la noche. Es cierto que al llegar el viernes empezaron a llegar más furgos y autocaravanas y eso se puso que no cabía un alma en el parking. Aún así, si tienes ocasión, te recomendamos encarecidamente que pernoctes aquí porque despertar en este entorno, es maravilloso.

Imagen
Estacionamiento apto para furgonetas camper en los baños de Panticosa
Estacionamiento apto para furgonetas camper en los baños de Panticosa. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde aquí salen un montón de rutas de montaña para visitar los diferentes ibones (o lagos de origen glaciar) que pueblan la zona. Pero eso lo dejamos para un futuro artículo sobre rutas de senderismo.

6. Hoz de Jaca y Pueyo de Jaca

Imagen
Pueblo Pueyo de Jaca Pirineos
Pueblo Pueyo de Jaca. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

De camino hacia abajo, puedes hacer una parada en estos dos pueblos:  Hoz de Jaca y Pueyo de Jaca. Son dos pueblos bonitos, que se encuentran junto al embalse de Búbal y desde los que también parten distintas rutas de senderismo. Nosotros hicimos una ruta tranquila bordeando el embalse que nos gustó mucho.

Imagen
Embalse de Búbal en Pueyo de Jaca (Valle del Tena)
Rodeando el embalse de Búbal en Pueyo de Jaca (Valle del Tena). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En Hoz de Jaca, encontrarás además la tirolina del Valle del Tena. Se trata de la tirolina doble más larga de Europa con casi 1km de longitud y 120 metros de altura. Cuesta 20€ y es un planazo para descubrir el valle desde lo más alto.

Además, a la entrada de Pueyo de Jaca, hay un parking grande y tranquilo en un entorno bonito donde pernoctar sin prohibiciones en furgoneta camper o autocaravana. Para pasar el día, recomendamos adentrarse en cualquier camino y buscar lugares más off-road en mitad de la naturaleza (que los hay, ¡y muchos!)

7. Biescas

Imagen
Biescas desde la parte alta del pueblo
Biescas desde la parte alta del pueblo. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

A apenas 15 kilómetros de Sabiñánigo, nos encontramos con Biescas, donde hicimos una breve parada para visitarlo. Con una hora será más que suficiente. Paseamos por sus calles empezando por la plaza del Ayuntamiento y subiendo unas escaleras que te llevan hasta la Iglesia de San Salvador, de origen románico.

Imagen
Iglesia de San Salvador (Biescas)
Iglesia de San Salvador (Biescas). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde lo alto, pudimos disfrutar de unas vistas bonitas del pueblo y observar las dos Biescas: la que está al otro lado del río donde hay varias viviendas de nueva construcción y la zona a este lado, donde se encuentra la parte vieja o histórica del pueblo.

En cuánto a cómo visitarla en furgoneta camper o autocaravana, decir que Biescas no tiene un área específica para autocaravanas como tal, pero si un gran parking pegado al río Gallego donde se puede estacionar y pernoctar sin problemas.

8. Sabiñánigo

 

Sabiñánigo es uno de los municipios más grandes de la comarca del Alto Gallego. Autodenominado como "Puerta del Pirineo", Sabiñánigo nos pareció un buen punto en el que parar si necesitas realizar compras o algún tipo de gestión. Sin embargo, no nos pareció el más bonito turísticamente hablando. Al menos no para nuestro gusto. Por supuesto que el entorno es maravilloso, pero el pueblo como tal... sin más. Aún así nos parece importante mencionarlo.

Si te interesa su parte más patrimonial, puedes acercarte a visitar el conjunto arquitectónico de las Iglesias de Serrablo. Se trata de una serie de iglesias y ermitas construidas entre los siglos X y XI, y que se encuentran repartidas por los alrededores del municipio, en los pueblos vecinos que forman parte del término municipal.

Sabiñánigo nos vino genial en el camino para arreglar trámites pendientes y porque cuenta con un área de autocaravanas donde por apenas 5€ puedes pasar 2 días completos estacionado y conectado a la luz. Un regalo. A nosotros nos salvó de un apuro en días de lluvia (sobretodo para nosotros que trabajamos online y necesitamos más energía de lo habitual). También te puedes estacionar gratuitamente en el área si no usas la electricidad, o aparcar en cualquiera de los grandes parkings del pueblo en los que hay espacio para vehículos grandes (y sin restricción). Nosotros pasamos un par de noches en el área trabajando y otro par en este tranquilo parking de una zona residencial de Sabiñánigo (lo pusimos en park4night para que puedas encontrarlo).

Imagen
Parking de área residencial de Sabiñánigo
Parking de área residencial de Sabiñánigo. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Si paseas por el pueblo, verás muchas esculturas que hacen referencia al mundo del ciclismo. Esto es porque en Sabiñánigo, se celebra cada año una Marcha Cicloturista Internacional conocida como la Quebrantahuesos. Así que... si tienes bici, desde aquí encontrarás un montón de rutas BTT para disfrutar de senderos y montañas para todos los niveles.

Imagen
Monumento ciclista en Sabiñánigo (Huesca)
Monumento ciclista en Sabiñánigo (Huesca). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

También destaca la estatua de la Plaza de España con un monumento a la fauna de la zona: el águila, el oso y la cabra montés.

9. ¿Qué más ver en los alrededores del Valle del Tena?

Imagen
Cascada de la Cola de Caballo (PN de Ordesa y Monte Perdido)
Cascada de la Cola de Caballo (PN de Ordesa y Monte Perdido). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Si aún te quedan días, puedes continuar la ruta de mil formas ya que en los alrededores hay un montón de opciones que merecen la pena. Nosotros te recomendamos especialmente que te acerques hasta Torla, donde no puedes perderte el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido y su espectacular ruta de senderismo a la cascada de la Cola de Caballo.

Te puede interesar...

Comparte!