Pasar al contenido principal
  • 2 comments

Carcassonne (o Carcasona) no te defraudará. Situada en la zona de la Occitania francesa, es famosa por contener en su interior una ciudad medieval amurallada, la Cité, considerada una de las más imponentes y mejor conservadas de Europa y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tal es su fama que hasta existe un juego de mesa que lleva su nombre. Si no lo conoces o te suena pero nunca has jugado, te lo recomendamos, ¡porque es bastante divertido!

Imagen
Castillo Condal de Carcassonne desde la Cité
Castillo Condal de Carcassonne desde la Cité. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nosotros la verdad que no somos demasiado fans de los castillos en general, pero este nos sorprendió, así que si te encuentras por la zona, no dejes de visitarlo porque, de verdad, merece la pena.

Otro punto a favor es su cercanía a España ya que se encuentra a solo 1 hora y media de la frontera con España por Cataluña, y a menos de 4 horas desde la frontera por el País Vasco. Ya no hay excusas. ¿Te vienes? ;)

Aunque la ciudad en sí misma es grande y con algunos sitios de interés, en este artículo nos vamos a centrar en la visita a La Cité, que es la ciudad medieval amurallada que se encuentra dentro de la localidad de Carcassonne y la que le da fama. Empezamos con información práctica para visitar Carcassonne: parkings, puertas de acceso a la cité, precios, etc.

1. ¿Cuánto cuesta visitar Carcassonne?

Lo primero que tienes que saber es que las puertas de la Cité de Carcassonne están siempre abiertas, las 24 horas del día, por lo que puedes escoger visitarlas cuando lo desees, y además, el acceso a la ciudad amurallada es gratuito.

Imagen
Puente levadizo de acceso a la ciudadela de Carcassonne
Puente levadizo de acceso a la ciudadela de Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El paseo ya merece mucho la pena, pero si quieres una visita más completa, lo mejor es ir a partir de las 9:30 y antes de las 17:30h (antes si lo visitas en temporada baja) para poder visitar su castillo, su basílica y el Museo de la Inquisición.

  • El precio de la entrada al castillo de Carcassonne es de 9€, aunque para evitarte colas, lo mejor es cogerlo por Internet con antelación. Por solo 50 céntimos más, puedes adquirir tu entrada desde aquí: Entrada al Castillo de Carcassonne (sin colas).
  • La entrada a la Basílica Saint-Nazaire es gratis.
  • El precio de la entrada al museo de la Inquisición es de 10.50€ (precio de adulto).

Aunque si tienes disponibilidad de fechas, ten en cuenta que el primer domingo de cada mes, la visita es gratuita (+ info)

2. La mejor hora para visitar Carcassonne

Imagen
Murallas del Castillo de Carcassonne
Murallas del Castillo de Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Visitamos Carcassonne dos veces: la primera, a la tarde-noche el día de nuestra llegada, y una segunda vez a la mañana siguiente bien temprano.

Si quieres disfrutar de su ambiente, sus bares y restaurantes, los turistas yendo y viniendo y su vida en general, la tarde-noche es el mejor momento. Además, por la noche la iluminación le da un extra de encanto que merece mucho la pena.

Si optas por la visita madrugadora, podrás sacar fotos con murallas vacías y disfrutar de la ciudad como si fueras su único habitante. Pero cuidado con la hora que eliges, porque entre las 6 y 8 de la mañana se empieza a llenar de furgonetas de reparto y bares con la persiana a medio abrir vaciando cajas y reponiendo el género para la jornada, y la verdad es que la vista se estropea bastante. Además de que los sitios visitables, estarán cerrados a esas horas.

3. Puertas de acceso a la Cité y parkings para visitar Carcassonne

Se puede acceder al interior de la ciudadela de Carcassonne por dos puntos: la puerta de l'Aude y la puerta Narbonnaise.

3.1. La puerta Narbonnaise:

Es la principal y más famosa, por la que accede la mayoría de visitantes, entre otras cosas porque enfrente hay varios parkings. Además es la puerta que más viste: con su pasarela sobre el foso, su puente, su gran arco de acceso... Frente a ella hay un pequeño parque con bancos donde puedes sentarte a contemplar la entrada.

Imagen
La Dama Carcas en la Puerta Narbonnaise en Carcassonne
La Dama Carcas en la Puerta Narbonnaise en Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

3.2. La puerta de l'Aude:

Justo al otro lado de La Cité, es una puerta de más difícil acceso, pero con bastante encanto. Si accedes por aquí, tendrás que subir unos 5 minutos por una calle bastante estrecha y con una pronunciada cuesta. Encontrarás también una zona de la ciudadela con menos aglomeraciones (aunque esté a tope de turistas, por aquí acceden solo unos pocos).

Imagen
Entrada a Carcassonne por la puerta de l'Aude
Entrada a Carcassonne por la puerta de l'Aude. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Si viajas en furgoneta camper o autocaravana, puede que sea tu mejor opción. Nosotros entramos por esta puerta principalmente porque en los parkings de la puerta Narbonnaise, en temporada alta, había restricción de acceso a vehículos de más de 2,10metros de altura. Sin embargo por aquí, a tan solo 2 minutos, hay una calle con espacio para aparcar una furgoneta camper e incluso pasar la noche en ella sin incumplir ninguna norma. Gracias a Park4Night, había varias autocaravanas en la misma calle que nosotros por el mismo motivo.

Imagen
Aparcados frente a Carcassonne por la puerta de l'Aude
Aparcados frente a Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

4. Qué hacer en el interior de la Cité de Carcassonne

  • Pasear por el interior de la ciudad amurallada. Porque toda ella está repleta de rincones llenos de belleza que te encantará descubrir sin prisa. El perímetro de su muralla exterior tiene algo más de 1km (3km si contamos murallas exteriores e interiores) por lo que da para entretenerse un buen rato contemplando sus puertas, su foso, su puente levadizo, sus torres, sus ventanales y miradores... Entre las dos murallas, hay un ancho "pasillo" llamado los altos lizos, que también puedes recorrer si lo deseas y que une las dos puertas de entrada a la ciudadela.
Imagen
Lizos (pasillo entre murallas en Carcassonne)
Los Altos Lizos (pasillo entre murallas en Carcassonne). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
  • Hacerse una foto con la Dama Carcas. Incrustada en la entrada de la Puerta de Narbonnaise, te encontratás con la archiconocida (y archifotografiada) Dama Carcas, una estatua que representa a Carcas, la valiente mujer del rey Ballak, que defendió la ciudad del ataque del ejército de Carlomagno tras la muerte de su marido, con ideas ingeniosas que llevaron a Carcassonne a resistir. Por ejemplo, se le ocurrió lanzar un cerdo relleno de cebada al ejército enemigo, para darles a entender que tenían comida suficiente para resistir a todos sus ataques durante largo tiempo (aunque la realidad era bien distinta). Esta acción, llevó a la retirada del ejército enemigo y a la victoria del pueblo de Carcassonne. Puedes leer la leyenda al completo en esta web, porque es muy interesante: Leyenda de la Dama Carcas en Carcassonne.
Imagen
Busto de la Dama Carcas en Carcassonne
Busto de la Dama Carcas en Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
  • Visitar sus diferentes edificios como la Basílica de Saint Nazaire, el Museo de la Inquisición o el Castillo Condal. Además, en los meses de julio y agosto, el castillo se ilumina por las noches.
Imagen
Muralla y entrada a Carcassonne (Francia)
Castillo Condal de Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
  • Tomarse algo en cualquiera de sus bares y restaurantes. Carcassonne cuenta con más de 30 opciones gastronómicas para todos los gustos (aunque no todas para todos los bolsillos). Hay incluso un hotel de 5 estrellas en su interior con piscina y balneario para los que puedan darse el lujazo.
Imagen
Fachada del Hotel La Cité en el interior de Carcassonne
Fachada del Hotel La Cité en el interior de Carcassonne. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)
  • Por último, ya fuera de la ciudadela, seguramente te interese alejarte un poco y rodear la ciudadela en busca de algún mirador, para una buena panorámica de Carcassonne desde el exterior. Nosotros la hicimos desde el puente viejo, muy cerca del lugar donde habíamos aparcado, aunque estamos seguros de que dando una vuelta se pueden obtener mejores perspectivas.
Imagen
Vista de Carcassonne desde el mirador del Puente Viejo
Vista de Carcassonne desde el mirador del Puente Viejo. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Para los amantes de la historia, lo mejor es contratar algún tour guiado donde te cuenten cada detalle:

5. Qué visitar en los alrededores de Carcassonne

Aunque son muchos los sitios con encanto para ver en las cercanías de Carcassonne, te vamos a recomendar especialmente dos pueblos del Haut Languedoc, que a nosotros nos enamoraron. Los descubrimos un poco por casualidad, pero creemos sinceramente que no puedes perdértelos: Montolieu (el pueblo de los libreros) y Durfort (el pueblo de los artesanos del cobre). Os hablaremos de ellos en el próximo artículo.

Comentarios

¡Comentar es gratis! ;) Y siempre se agradece...

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...
4 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Te puede interesar...

Comparte!