¿Camperizando tu furgo? Seguro que te estás preguntando, ¿qué suelo es mejor para una camperizar tu furgoneta? Existen muchas opciones y decidir cuál se adapta a tus necesidades, dependerá de ti.

En este artículo, vamos a intentar ayudarte hablando de las opciones más frecuentes de suelos camper disponibles y sus pros y contras.

Te contamos también el proceso que debes seguir para poner el suelo a tu camper (según nuestra experiencia). ¡Vamos a ello!

1. Elegir la base del suelo de tu furgoneta: tipos de maderas y otros materiales

Como quizá ya sabes, el suelo de las furgonetas no es liso. Está lleno de ondulaciones que necesitarás evitar si pretendes que se convierta en el suelo de tu casa rodante.

Imagen
Suelo furgoneta camperizada tratado con antioxidante
Suelo furgoneta camperizada tratado con antioxidante. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Lo habitual es poner un tablón de madera sobre la chapa, que hará una doble función: nivelará el suelo y servirá de separador entre el habitáculo y esta (o más bien entre el habitáculo y el aislante, que deberás poner antes y sobre el que puedes leer en nuestro artículo: Cómo aislar una furgoneta camper).

Pero, ¿qué material usar? Aquí viene el primer dilema de los miles que te encontrarás durante la camperización. Vamos a ver las opciones:

1.1. Suelo de caucho o goma:

Se trata de una opción muy utilizada en furgonetas industriales destinadas a la carga y descarga. Suelen venir en rollos que te cortan por metros. Son resistentes, fáciles de limpiar, baratos y fáciles de renovar.

¿Contras? Tu suelo será "blando" y notarás todas las ondulaciones de la chapa. Como comentamos, son válidos en furgonetas industriales, pero bajo nuestro punto de vista, no son una opción adecuada si buscas un suelo liso y estable sobre el que anclar tus muebles y moverte dentro como si estuvieras en una "casa de verdad".

Pusimos un suelo de este material cuando la usábamos principalmente por trabajo y viajábamos con ella de vez en cuando, solo echando un colchón en el suelo. Pero, ¿para una camperización de verdad? Descártalo.

1.2. Aglomerado y MDF:

El aglomerado (el MDF es similar) es un producto fabricado mediante virutas de madera prensadas. Es una opción barata, pero este tipo de madera se deteriora muy fácilmente con la humedad.

Nuestra furgoneta la compramos de segundamano como vehículo industrial y el anterior dueño la tenía con un tablero de este tipo en el suelo que estaba ya muy deteriorado y soltaba partículas de madera a nada que le ponías un pie encima. Por lo que cuando nos decidimos a camperizar, descartamos el aglomerado enseguida por ser una opción muy sucia a corto-medio plazo.

Te interesará saber que existen versiones hidrófugas de estas maderas, que llevan un tratamiento para soportar mejor la humedad, pero no será suficiente en una furgoneta donde la lluvia y la condensación son tan frecuentes.

Ahora bien, si buscas la opción más barata y vas a dar un uso esporádico a tu furgoneta (quizá usando muebles de quita y pon sin homologar, que te permitan cambiar el suelo fácilmente en un futuro), puede que quieras usar este tipo de madera. Si lo haces, asegúrate de ponerle encima un suelo vinílico que hará que dure mucho más. Lo veremos más abajo en este mismo artículo.

Otro contra es que los tableros de aglomerado pesan mucho más que otro tipo de tableros, y ya sabes: a más peso en la furgo, más consumo...

1.3. Contrachapado:

El contrachapado es una técnica de fabricación de tableros que consiste en pegar fuertemente láminas de madera unas a otras mediante colas. Es un producto resistente y sin duda, el contrachapado es la opción más utilizada al camperizar una furgoneta.

Existen contrachapados con diferentes tipos de madera: chopo, okume y abedúl son las más utilizadas y fáciles de encontrar en el mercado.

Lo ideal es usar una madera que soporte bien la humedad y no pese demasiado.

El chopo es barato y pesa poco, pero es menos resistente que otras maderas. Puedes comprobarlo por ti mismo si te acercas a cualquier gran almacén donde vendan maderas. En la zona de "madera al corte" por ejemplo de tiendas como Leroy Merlin, verás que tienen muestras de cada tipo de madera que podrás tocar. Al hacerlo, comprobarás por ti mismo que, si le pasas la uña al chopo, este se ralla con mucha facilidad. También es más fácil que se curve. Es buena opción si buscas algo barato, no vas a poner mucho peso y/o vas a utilizar un vinilo encima para proteger la madera.

El okume está en un punto intermedio. Pesa poco, no es especialmente caro (aunque sí más que el chopo) y tiene una resistencia decente.

Por último el abedúl es una madera muy dura (tanto, que cuesta un poco pasarle la caladora al cortar). Es mucho más resistente a la humedad pero tiene dos grandes contras: pesa más que el chopo y que el okume y su precio es alto.

1.4. Resistencia a la humedad y grosor

Además, todas estas maderas las tienes también en versión fenólica. Un contrachapado fenólico, es un contrachapado pegado con colas especiales resistentes a la humedad. Desde luego, recomendamos que sea cual sea el tipo de madera que decidas utilizar, lo hagas en su versión fenólica. Incrementará un poco el precio, pero en una furgoneta camper, nos resulta un imprescindible.

¿Y qué hay del grosor? Lo ideal es que elijas una madera con un grosor de entre 0.9 y 15mm. Menos de 0.9 hará que se parta y no sujete bien los muebles, y más de 15 nos quitará demasiada altura en la furgoneta innecesariamente.

2. El revestimiento del suelo

Ahora que tienes la madera, quizá quieras poner un bonito revestimiento por encima... No es imprescindible y si lo prefieres, bastará con tratar y pintar la madera para poder empezar a usarla.

No obstante, ten en cuenta que el revestimiento protegerá también la madera que hayas elegido haciendo que esta te dure mucho más.

En este apartado, encontrarás varias opciones:

Moqueta: Sí, hay quien elige esta opción como suelo de su furgoneta camper por el tema de la calidez que proporciona. Para nosotros, es una opción que no elegiríamos jamás para un suelo por resultarnos sucia y difícil de limpiar.

Lamas de madera: El resultado será auténtico, servirá como aislante adicional (la madera es buena para eso), pero te saldrá más cara y pesará más. Por no hablar de la dificultad para montarla en una furgoneta donde los espacios no son rectos. Cortar la madera para que todo encaje, no será fácil...

Suelos vinílicos: Pesan poco, son resistentes y encontrarás cientos de diseños diferentes en el mercado que se adapten a tus gustos: imitación madera, imitación losas de piedra, césped incluso...

Los suelos vinílicos pueden venir en formato de láminas machihembradas o en rollo que compras por metros. En ambos casos, se cortan con un simple cúter. Así de fácil. Cuando vayas a comprarlo, fíjate bien en el grosor (el nuestro tiene 3mm) y en las especificaciones, ya que no todos son iguales en cuanto a resistencia, adherencia, impermeabilidad, propiedades higiénicas... (cuántas más propiedades, más caro te saldrá, pero merece la pena comparar y elegir en función de tus necesidades y presupuesto). Ten en cuenta también si el suelo es autoportante, lleva autoadhesivo o tendrás que comprar pegamento aparte para fijarlo.

  • Pros de las láminas machihembradas: si se te estropea una, la cambias. Contras: Más difícil de poner y pueden quedarte huecos entre ellas si no lo haces con cuidado.
  • Pros del suelo vinílico en rollo: se pone de una pieza y no se notan los cortes. Contras: al ser de una sola pieza, si te equivocas al medir y cortas de más, no habrá marcha atrás... Además, si es un suelo adhesivo, al ir en una sola pieza, seguramente "lo enguarrines" todo al echar el pegamento e intentar ponerlo de una vez.

 

No hay una opción mejor que otra y dependerá de tí, de tus gustos y presupuesto, decantarte por una u otra.

 

3. Nuestra elección en una Nissan NV400 L1H1

Para nuestra furgo, utilizamos un tablero de contachapado de abedul fenólico de 0.9mm. ¿Por qué?

Teníamos claro que queríamos una opción resistente al agua y la mejor opción para esto es el contrachapado fenólico. Íbamos a anclar muchos muebles al suelo y no queríamos ni pensar en poner un mal suelo que nos obligara a desmontarlo todo pasado un tiempo para repararlo en caso de tener una fuga de agua.

Al ser la nuestra una furgo bajita (L1H1) también teníamos claro que utilizaríamos el grosor mínimo imprescindible para no perder mucha altura, es decir, 0.9mm.

Imagen
Suelo furgoneta camperizada - tablón madera abedul fenólico - vivirnoescaro
Suelo furgoneta camperizada con tablón de madera de abedul fenólico. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

¿Y por qué abedul? Habíamos descartado el chopo tras tocarlo y verlo en su versión de 0.9mm (muy fácil de doblar y rallar). Y por precio, nos decantábamos claramente por el okume. Pero buscamos, buscamos y buscamos... y en ese momento no encontramos ningún sitio en el que nos dieran esta madera al corte con grosor de 0.9mm o 10mm.

Sí la encontramos de abedul en Leroy Merlin, y por eso la cogimos. Hubiéramos preferido una madera más barata y que pesara menos, pero nos tuvimos que adaptar a lo disponible en ese momento.

Así que ¡consejo!: cuando estés haciendo tus cuentas antes de ponerte a camperizar, ten claro que habrá situaciones (sobretodo si tienes prisa) en las que no podrás ceñirte al presupuesto, por lo que añade un amplio apartado de imprevistos a tus cuentas, por que, créednos, aparecerán.

Decidimos no añadir ningún tratamiento extra a la madera, ya que no la íbamos a pintar ni a pegar nada encima. Lo que escogimos para cubrirla fue un rollo vinílico antibacteriano, antideslizante y autoportante (para evitar pegamentos y posibles burbujas de aire) imitación madera de 3mm. Lo venden por metros así que se puede poner de una sola pieza y cortarlo con un simple cúter. Al no tener que pegarlo, fue súper sencillo de poner.

Imagen
Suelo vinílico imitación madera en furgoneta camperizada
Nuestro suelo vinílico imitación madera. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Fue caro, la verdad, pero fue también amor a primera vista. ¿Y quién se resiste al amor? ;) Tras unos meses de uso intenso, podemos decir que fue un acierto: el suelo se limpia de maravilla, resiste todos los golpes y arañazos y además, queda precioso y súper acogedor.

4. Procedimiento paso a paso: cómo poner el suelo de una furgoneta camper

4.1. Preparar y sanear la chapa

Lo primero que tienes que hacer, sobre todo si has comprado la furgoneta de segunda mano, es sanear el suelo de chapa. Puedes empezar lijándolo con una lija suave para quitar impurezas y alisarlo. Después, es recomendable que le des una capa de pintura antioxidante, en caso de que el suelo de la furgoneta tenga marcas o arañazos. Te dejamos algunos productos que pueden serte de utilidad:

 

4.2. Aislar el suelo de la furgoneta

Una vez lo tengas listo, tendrás que elegir un aislante para el suelo que impida la entrada y salida de frío o calor.

Puedes leer más sobre esto en nuestro artículo anterior: Cómo aislar una furgoneta camper.

Imagen
Aislante suelo furgoneta camperizada - Kaiflex
Aislante suelo furgoneta camperizada - Kaiflex. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

4.3. Hacer una plantilla del suelo de tu furgoneta y cortar el tablón

Existen muchos almacenes como Leroy Merlin, Bricodepot, Bauhaus y otros, que te ofrecerán tableros "al corte", pero estos cortes siempre serán cortes con ángulos rectos. Si necesitas trozos curvados (como en la zona del paso de rueda), tendrás que hacerlos tú mismo/a o buscar una empresa que te lo haga, y te lo cobre (probablemente bien cobrado...)

Imagen
Plantilla paso de rueda para el tablón del suelo de tu furgoneta camper
Plantilla paso de rueda para el tablón del suelo de tu furgoneta camper. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Así que mide, mide y vuelve a medir. Y después, házte una plantilla con cartón que te sirva para usar antes de cortar el tablero.

En nuestro caso, hicimos una única plantilla con la forma del paso de rueda, ya que el resto del tablón llevaba cortes rectos y con este trozo nos bastaba.

Existe una herramienta llamada "medidor de contornos" que te ayudará con las curvas del paso de rueda y que te hará la vida más cómoda.

Nosotros aún no la habíamos descubierto y no queríamos comprar algo que no nos fuera imprescindible, así que lo hicimos a ojillo, utilizando papel primero (más fácil de doblar y ajustar) y cartón después, y ajustando sobre la marcha.

Una vez lo tengas, ya puedes cortar el tablón utilizando una caladora (ten en cuenta que existen hojas de sierra especiales para cortes curvados).

Lo ideal sería hacerlo todo de una pieza. Nosotros lo hicimos en dos porque no encontramos el tablón que queríamos tan grande como nuestro suelo (las medidas máximas estándar de estos tableros son 122x250cm).

Si lo haces en dos, asegúrate de que las maderas estén bien juntas para evitar huecos incómodos al andar, y procura que el corte caiga en una zona oculta bajo muebles. Así, no se notará.

4.4. Preparar / Pintar la madera o utilizar un vinilo

Si vas a usar un vinilo autoadhesivo o que requiera de algún pegamento para su adhesión, te convendrá dar antes a la madera una capa de tapaporos (sobretodo si has escogido una madera porosa como el...).

Si decides pintar sin poner vinilo, infórmate y utiliza los productos adecuados para proteger la madera: imprimación para madera, pintura resistente al agua...

En nuestro caso, simplemente cortamos el rollo a la medida de nuestro suelo, cortamos con un cúter y superpusimos a la madera. Al ser vinilo autoportante, se quedó sujeto a la perfección sin necesidad de pegamentos.

4.5. Perfiles para rematar

Por último, te recomendamos poner perfiles de aluminio en las terminaciones del suelo que dan a la puerta trasera y a la lateral para evitar la posible entrada de suciedad y el deterioro de las esquinas.

Imagen
Perfil de aluminio en suelo de furgoneta camperizada
Perfil de aluminio en suelo de furgoneta camperizada. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad. Si ha sido así, ¡un comentario siempre es bienvenido! También si tienes algo que aportar al artículo, nos encantará escuchar y aprender de tu experiencia.

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Pareces humano pero... ¡demuéstralo! No queremos robots en nuestra web...
5 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.

Comparte!