Pasar al contenido principal

¿Furgoneta camper antigua o furgoneta camper moderna? Esa es la cuestión... Para nosotros, no es una decisión fácil ya que ambas tienen pros y contras. Te vamos a resumir sus principales ventajas e inconvenientes para que decidas por tí mismo. Hablaremos sobre precios, contaminación, averías, temas legales y más aspectos a tener en cuenta en cada caso.

1. ¿A partir de cuando una furgoneta se considera antigua?

Imagen
VanLife - Vivir viajando en furgoneta camper

Podríamos decir que una furgoneta es antigua si han pasado más de 15 años desde su primera matriculación, es decir, anterior al año 2006. Si hubieran pasado 25 años, ya entraría en la categoría de clásicos.

¿Por qué se toma esta fecha como referencia? Porque fue en esos años cuando los concesionarios empezaron a cambiar la forma de hacer sus vehículos, empujados por las nuevas leyes sobre contaminación y medio ambiente que les obligaban a introducir dispositivos electrónicos que regularan las emisiones como el Filtro antipartículas (FAP o DPF). Aclarado esto, empezamos la comparativa. Voy a camperizar: ¿me compro una furgoneta antigua o moderna?

2. Precio de compra inicial

Imagen
Precio compra vehículo
Foto de @tumisu (Pixabay)

El primer aspecto parece obvío: a más moderna sea una furgoneta, más cara te saldrá. Como norma general, sí, aunque hay excepciones...

En el mercado de segundamano encontrarás precios variados que no siempre van acordes a la antigüedad, ya que los kilómetros del vehículo, la marca y modelo, y el propio estado de mantenimiento, en muchas ocasiones pesa más que la antigüedad a la hora de definir su precio de venta.

Por ejemplo, a mismo kilometraje, una VW T1 de 1977 te saldrá más cara que una Renault Traffic del 2011, por la marca, por ser un clásico y porque las VW molan y están de moda.

IMPORTANTE: Antes de comprarte la furgo, echa un vistazo a Qué revisar antes de comprar un coche o furgoneta de segundamano, donde hablamos de qué partes debes revisar, cómo cotejar kilometraje y estado real del vehículo y muchos otros consejos.

3. Coste de averías y mantenimiento

Imagen
Mecánico revisando furgoneta
Alex revisando nuestra furgo en ruta. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Aparte del precio de compra inicial, los costes en reparaciones y en mantenimiento también varían (y mucho), de una furgoneta moderna a una antigua.

Las furgonetas modernas vienen cargaditas de dispositivos electrónicos, cables y sensores que pueden ser (y son) un tremendo quebradero de cabeza si se estropean. Que si el sensor de lluvia, que si el del airbag, que si el problemático AdBlue...

CURIOSIDAD: ¿Sabías que toda esta electrónica llega a aumentar hasta en 40kg el peso de tu furgoneta? ¿Y sabías que si unieras todos sus cables y los pusieras unos detrás de otros, medirían unos 2km?

Una avería electrónica te puede jugar una mala pasada en cualquier momento: por un mal contacto de un conector, un sensor que empieza a fallar "porque sí", y otras mil posibles problemáticas.

A nosotros nos pasó. Nuestra furgo es del año 2016 y el pasado 2021, mientras estábamos de ruta por Francia, un sensor del Filtro Antipartículas (el temido FAP) dejó de funcionar. Nos avisó con un par de diabólicos avisos en el cuadro de mandos que decían: "Anomalía de Polución" y "Revisar inyección". Por suerte lo solucionamos nosotros mismos sin gastarnos una fortuna, gracias a una máquina de diagnósis OBD2 de bolsillo. Puedes ver todo el proceso de cómo lo reparamos nosotros mismos, en nuestro video de Youtube: Solucionando problemas con el FAP.

El problema es que estas averías electrónicas no siempre son fáciles de detectar y los talleres te cobrarán mucho más por repararlas, entre otras cosas porque las piezas en sí mismas son más caras. Un simple sensor del FAP cuesta en torno a los 100€ + mano de obra. Y si se te estropea el propio FAP, ya puedes echarte a llorar porque la broma no bajará de los 1.300€ (con suerte). Pese a todo, tenemos que decir que un FAP no se estropea así como así y que muchas de las averías electrónicas se pueden prevenir con las precauciones adecuadas. Prevenir y solucionar problemas con el FAP.

En furgonetas antiguas, con motores sencillos de poca potencia y sin turbo, estas cosas no ocurren. Por supuesto que tendrás que lidiar con otras averías, principalmente por el desgaste de piezas, pero el gasto no es comparable ni de lejos...

En vehículos antiguos las reparaciones son mucho más sencillas, puramente mecánicas, y por lo tanto, mucho más baratas. Puedes aprender a reparar tú mismo/a algunas de ellas siguiendo videotutoriales de mecánica como los que subimos a nuestro otro canal de Youtube Autoblazmotor.

4. Disponibilidad de piezas de recambio

Imagen
Mantenimiento y averías en una furgoneta camper
Mantenimiento y averías en una furgoneta camper. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Tras leer el punto anterior, es probable que te estés decantando claramente por una furgoneta antigua pero... ¡cuidado con el modelo que escoges! Tanto en furgonetas nuevas como en las antiguas, infórmate bien de la facilidad o dificultad para encontrar recambios en los países o continentes por los que preveas circular.

De nada te sirve que una reparación sea sencilla, si para encontrar el recambio tienes que irte a la otra punta del mundo a buscarlo. A mayor escasez de piezas, más cara te saldrá esta, ya que el taller te repercutirá los costes de búsqueda y envío. Por no hablar del tiempo de espera...

Independientemente de si te decides por una furgo antigua o nueva, lo mejor es escoger modelos muy demandados, ya que te garantizan la existencia de recambios (nuevos o de desguace).

5. Consumo de combustible

Imagen
Repostando gasoil. Consumo combustible
Repostando gasoil. Consumo combustible. Foto de @andreas160578 (Pixabay)

Las furgonetas modernas cuentan con sistemas que optimizan el gasto de combustible. Por norma general, el consumo por litro será más bajo en furgonetas modernas que en furgonetas antiguas. Y visto el precio actual del gasoil... es para tenerlo en cuenta.

Por supuesto, existen otros factores como el peso, la velocidad, etc. que también afectan al consumo.

6. Contaminación

Imagen
Emisiones contaminantes CO2
Contaminación. Foto de @geralt (Pixabay)

¿Contamina más un vehículo antiguo en circulación que uno moderno? Por supuesto. Los vehículos modernos vienen equipados como comentábamos con mil chismes para reducir las emisiones contaminantes y que tu vehículo no suelte tanta porquería dañina para el planeta y para tu propia salud.

Por otra parte no olvidemos que la industria automovilistica es un negocio muy rentable, y no podemos evitar pensar que algo de negocio hay en estos cambios... Porque pese a que en circulación un vehículo moderno contamina menos, el propio proceso de fabricarlo, ¡ya está contaminando! Al reutilizar un vehículo antiguo, le estás ahorrando al mundo ese proceso de fabricación y al reutilizar lo ya fabricado, en cierto modo, también ayudas al medio ambiente.

¿Entonces qué es mejor? Es un debate en el que no tenemos una opinión clara, ya que entendemos el punto de vista d ambos argumentos. No somos científicos por lo que no podemos medir cuantitativamente cuál de las contaminaciones es más perjudicial, si la de fabricación o la de circulación, pero te invitamos a dejarnos tu opinión o conocimientos sobre el tema en comentarios.

7. Restricciones según el distintivo medioambiental

Imagen
Pegatinas distintivo medioambiental madrid
Pegatinas distintivo medioambiental. Foto de: madrid.es

Y derivado del punto anterior, ¡las prohibiciones! Cada vez más, los vehículos antiguos se enfrentan a restricciones de acceso y circulación por los centros de las principales ciudades del mundo, especialmente en países europeos.

En España, a fecha de escritura de este artículo (junio de 2022), ya no es posible circular por las zonas centrales de Madrid o Barcelona con vehículos sin distintivo medioambiental.

Además, para el próximo 2023, se prevee que la ley se vuelva más restrictiva a este respecto prohibiendo la circulación en ciertas zonas (las zonas de bajas emisiones) de todas las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Bajo nuestro punto de vista, la idea de fomentar el uso del transporte público y la movilidad sostenible en el día a día, está muy bien, aunque lo cierto es que hacerlo de forma justa es complicado. Muchos ciudadanos necesitan sus vehículos para trabajar y no pueden permitirse el desembolso que supone cambiar su vehículo. A los que viajamos o vivimos permanentemente en una furgoneta camper, también nos afecta.

Opiniones aparte, la ley es la que es, así que no puedes obviarla a la hora de decidir. Si te vas a comprar una furgoneta para camperizar, es el momento de preguntarte cómo quieres que sea tu viaje: ¿Irás principalmente a lugares rurales o libres de restricciones? ¿O planeas visitar también ciudades con tu camper? ¿Te gusta aparcar "en la cocina" de los sitios que visitas, o te encaja la idea de aparcar a las afueras y coger transporte público o bici para visitar el centro de la ciudad?

DE UTILIDAD: Echa un vistazo a este interesante recurso para estar informado sobre restricciones de movilidad en ciudades europeas y para conocer dónde se encuentran las Zonas de Bajas Emisiones (LEZ) en Europa.

8. Impuestos, seguro y otros pagos

Imagen
Gastos vehículo
Foto de @elisariva (Pixabay)

Otro gasto extra a tener en cuenta, es el relativo al pago de impuestos. En Cataluña por ejemplo, desde finales del 2021, ya existe un impuesto a los vehículos más contaminantes. Y parece que la tendencia a este tipo de medidas va a ir al alza en próximos años.

Si tu vehículo es clásico, puedes estar exento del pago de este impuesto, pero ¡ojo! Para ello deberás realizar el trámite para inscribir el vehículo como histórico (y no es un trámite barato). Además, tendrás ciertas restricciones en el número de kilómetros anuales a realizar.

Lo mismo ocurre con la prima del seguro. A más antigüedad, más alta será la cuota a abonar, ya que por estadística, los vehículos antiguos tienen más accidentes.

 

Imagen
Descuento Campercover seguro furgoneta

 

 

 

Por último, ten en cuenta que las furgonetas antiguas, pasan la ITV más a menudo (cada 6 meses), lo cual también incrementa el gasto.

9. Comodidad y velocidad

Imagen
Alex conduciendo en la Toscana (Italia)
Alex conduciendo en la Toscana (Italia). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de decidirse por una furgoneta vieja o nueva, es la comodidad. Sí, porque los vehículos nuevos tienen una serie de mejoras que hacen que conducirlos sea más confortable.

Por ejemplo la dirección asistida nos hará más fácil aparcar y el control de crucero o regulador de velocidad nos evitará estar tanto rato con el pie sobre el acelerador, lo cual en viajes largos puede llegar a ser muy cansado.

Las furgonetas modernas son también más silenciosas, están mejor insonorizadas, los motores son menos toscos y esto afecta a la comodidad en condución.

Por último, el tema de la velocidad. Nosotros igualmente vamos despacio durante el viaje, pero está claro que no es lo mismo recorrer una distancia a 120 que a 80km/h...

Como estas, muchas otras mejoras que te toca a ti valorar si las necesitas o puedes prescindir de ellas.

10. Seguridad

Imagen
Coche con chapa destrozada con golpe estructural
Coche accidentado. Foto de Pixabay

Una de las principales ventajas de las furgonetas modernas con respecto a las antiguas, es que son más seguras: Tienen airbags, sistema ESP (o control electrónico de estabilidad) que evita que puedas tener un accidente en caso de que tengas que dar un volantazo o que la calzada esté en mal estado. También son más difíciles de robar.

Otro punto es que las furgonetas de ahora absorben mejor los golpes y en caso de colisión, aunque las furgonetas en sí mismas sean más blandas y se destrocen, los ocupantes salen mejor parados.

Aunque como en todo, estos rankings se basan en gran parte en la cantidad de "pijadas" (entre comillas) que tenga un vehículo. No te obsesiones demasiado con esto. Sea tu furgo más o menos segura según Euro NCAP, lo mejor para la seguridad es conducir sin superar límites de velocidad, tranquilo y con mil ojos en la carretera.

11. Resumen comparativa: ¿qué es mejor? ¿Camperizar una furgoneta moderna o una antigua?

Con todos los matices detallados en puntos anteriores, podríamos simplificar el tema en esta tabla resumen que esperamos que te ayude a decidir.

  Furgoneta antigua Furgoneta moderna
Precio inicial

Averías y mantenimiento

Piezas de recambio

Consumo

Contaminación

Restricciones

Impuestos y otros pagos

Comodidad

Seguridad

Como siempre decimos: no hay una opción mejor que otra, sino diferentes mejores opciones en función de cada persona, cada presupuesto y cada situación.

¡Cuéntanos! ¿Furgoneta camper antigua o moderna? ¿Lo tienes claro?

Comparte!