Pasar al contenido principal

Las playas de Cantabria son espectaculares. Aún así, si nos dan a elegir, nosotros nos quedamos con la Cantabria rural más de interior: montañas, pequeños pueblos de piedra llenos de encanto, vacas mires por donde mires, miradores de infarto...

Quédate, porque te vamos a enseñar los sitios más bonitos del interior de Cantabria que descubrimos durante nuestra ruta en furgoneta camper por tierras cántabras. Estuvimos viviendo en la furgo por allí durante un mes y medio, ¡y la verdad es que dió mucho de sí! Por supuesto, no necesitas tanto tiempo para hacer la misma ruta. Nosotros al vivir en nuestra furgo a tiempo completo y teletrabajar desde ella, nos lo tomamos con mucha calma. También puedes adaptar esta ruta para visitar solo lo que te permita el tiempo del que dispongas. ¡Vamos!

1. Vega de Pas y los Valles Pasiegos

Imagen
Casa en Vega de Pas (Cantabria)
Casa en Vega de Pas (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Veníamos de hacer una ruta en furgoneta por las Merindades de Burgos, así que nuestra entrada en Cantabria fue por aquí, por la zona de los Valles Pasiegos. Es una de las zonas más desconocidas de Cantabria. Y es realmente una pena porque es preciosa.

Vega de Pas nos ofreció verdes valles por los que pasear y un pequeño pueblo con gente muy amable y gatos felices que no dudan en acercarse en busca de cariño.

La plaza del pueblo donde se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de la Vega, también merece una foto.

Imagen
Plaza Iglesia Nuestra Señora de la Vega (Vega de Pas, Cantabria)
Plaza Iglesia Nuestra Señora de la Vega (Vega de Pas, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Aquí encontrarás también las típicas cabañas pasiegas. Puedes saber más sobre estas construcciones y sobre sus costumbres y forma de vida en el Museo de las Tres Villas Pasiegas, que engloba las 3 villas de la zona: Vega de Pas, San Roque de Riomiera y San Pedro del Romeral. La entrada al museo cuesta 2€, pero solo abre en temporada alta o fines de semana si vas fuera de temporada. Consulta los horarios y fechas de apertura antes de desplazarte.

Pasamos un par de días teletrabajando en el parking que hay junto al centro médico. Es un parking inmenso donde no tendrás problema para acceder si vas en furgoneta camper o autocaravana. Es además un lugar muy tranquilo fuera de temporada.

¡OJO! Es un parking, no un área de autocaravanas. Respeta y cuídalo si no quieres que acaben poniendo un cartel de prohibido... Se accede al parking por la misma carretera. Cuidado con el GPS porque te mete por un puentecito peatonal por el que no se puede pasar.

Imagen
Parking Vega de Pas (Cantabria)
Parking Vega de Pas (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nos acercamos también a visitar el Túnel de la Engañá. Se trata de un túnel abandonado de 7km, que forma parte de un proyecto que pretendía unir Burgos con Santander, dentro de un proyecto ferroviario más amplio llamado Santander-Mediterráneo, pero que nunca llegó a concluirse ni a funcionar. En sus primeros años de construcción, justo tras finalizar la Guerra Civil Española, se utilizó a presos políticos del franquismo como "mano de obra" e incluso se pueden ver restos de los barracones donde dormían.

Imagen
Túnel de la Engañá (Vega de Pas, Cantabria)
Túnel de la Engañá (Vega de Pas, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El túnel sufrió varios desprendimientos y por eso no se puede recorrer en su totalidad, aunque sí un trozo. Nosotros aparcamos nuestra furgoneta camper en la estación de Yera (perteneciente a Vega de Pas) y comenzamos un pequeño paseo de ida y vuelta desde ahí. Ya solo las vistas desde la estación en ruinas, merecen la pena:

Imagen
Parking ruinas Túnel de la Engañá (Vega de Pas, Cantabria)
Parking ruinas Túnel de la Engañá (Vega de Pas, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde aquí, continuamos la ruta hacia el siguiente punto, circulando por la carretera que pasa por Selaya y lleva a San Roque de Riomiera. No conseguimos localizar sitios prácticos para parar con la furgo en los alrededores de San Roque, pero sí pudimos disfrutar de hermosos paisajes desde la carretera. Nosotros siempre pernoctamos gratis, pero si te interesa conocer la preciosa zona más a fondo, te interesará saber que hay un camping cerca.

Imagen
Vistas San Roque de Riomiera desde la carretera (Vega de Pas, Cantabria)
Vistas San Roque de Riomiera desde la carretera (Vega de Pas, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Y antes de marcharnos, por supuesto, aprovechamos para comernos un par de quesadas pasiegas de la zona (espectaculares, por cierto). Porque Cantabria además de ser bonita, sabe muy bien ;)

2. Rasines y el Parque del Paleolítico Cueva del Valle

Imagen
Mamut en la Cueva del Paleolítico (Rasines, Cantabria)
Mamut en la Cueva del Paleolítico (Rasines, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Paramos en Rasines con la idea de visitar la Cueva del Valle y su Parque del Paleolítico. El Parque, nos decepcionó un poco ya que consiste únicamente en una estatua con un mamut (con un colmillo roto, por cierto) y unos cuántos carteles informativos. Hay también un pequeño puente bajo el que pasa el río. Está abierto al público 24/7 y el acceso es gratuito, así que tampoco se puede pedir mucho más.

La Cueva del Valle sin embargo, ¡nos flipó! Está un poco escondida, justo detrás del mamut y desde luego merece mucho la pena adentrarse en ella unos metros para obtener esta bonita perspectiva desde el interior:

Imagen
Cueva del Valle (Rasines, Cantabria)
Cueva del Valle (Rasines, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En los carteles, te explican la historia del lugar: sobre cómo los hombres y mujeres del Paleolítico descubrieron la Cueva del Valle y comenzaron a habitarla hace miles de años.

Aprovechamos para quedarnos a pernoctar y pasar un par de días tranquilos en el parking del lugar que, pese a no ser un sitio específico para autocaravanas y campers, no tenía carteles de prohibición y al estar en temporada baja, estaba especialmente tranquilo.

Imagen
Parking de la Cueva del Paleolítico (Rasines, Cantabria)
Parking de la Cueva del Paleolítico (Rasines, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El entorno que lo rodea es muy bonito y tiene merenderos, lo que también se agradece. A la derecha del parking, sale otra ruta a pie súper sencilla para visitar unas minas y hornos.

Imagen
Cueva mina del Paleolítico (Rasines, Cantabria)
Cueva mina del Paleolítico (Rasines, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde aqui, nos desviamos hacia la costa unos días para visitar Castro Urdiales, Laredo, Noja, Santander y toda la zona de playa de la Costa Quebrada, y tras unos días de playa, continuamos por el interior, hacia el siguiente punto...

3. Liérganes

Imagen
Francisco, el Hombre Pez de Liérganes (Cantabria)
Hombre Pez de Liérganes (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde el año 2016, Liérganes cuenta con un puesto en la lista de Pueblos más Bonitos de España. Uno de los puntos más fotografiables del pueblo sin duda es el Puente Mayor sobre el río Miera y la estatua del hombre pez, que además, ¡tiene leyenda!

Te la contamos en un artículo especial, donde además te hablamos de más cosas que ver en Liérganes, te recomendamos un par de rutas de senderismo por la zona y te hablamos de su área gratuita de autocaravanas. Te vendrá genial porque pilla a medio camino de todo y es de las pocas opciones gratuitas que encontrarás en Cantabria.

Continuamos la ruta, por la carretera que lleva a Puente Viesgo, donde hicimos noche en un parking sin más en el pueblo. El día siguiente amaneció lluvioso, así que apenas salimos de la furgoneta y lo pasamos trabajando pegados al ordenador. Puente Viesgo tenía pinta de ser bonito pero, al día siguiente en cuánto salió el sol, nos marchamos al siguiente punto para aprovechar el buen tiempo en un sitio diferente y original: el Bosque Mitológico de Monte Tejas.

4. Ruta por el Bosque Mitológico de Monte Tejas

Imagen
Bosque Animado de Montetejas (Cantabria)
Brujas en el Bosque Animado de Montetejas (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

¡Nos encantó este sitio! En serio. Hay quién piensa que los sitios así son solo para ir si vas con niños, pero ¿por qué? Los adultos también podemos disfrutar de estos lugares. Dejarnos llevar por unas horas y perdernos entre hadas, brujas y hechiceros. ¿Por qué no?

Te vas a encontrar estatuas talladas en madera que, escondidas entre los árboles, esperan a ser encontradas. Algunas de ellas representan personajes de la mitología cántabra como Arquetu, Musgoso, Ojancano o incluso el Hombre Pez de Liérganes, al que ya conoces.

Como tenemos bastantes fotos de la Ruta Mitológica de Monte Tejas, te las enseñamos en un artículo aparte en el que además te contamos cómo llegar, dónde aparcar y otros datos de interés.

5. Laberinto de Villapresente

Este laberinto pilla de camino hacia el siguiente punto. Aclarar que nosotros no lo visitamos porque fuera de la temporada alta tiene horarios y días de apertura muy reducidos, y no conseguimos cuadrar nuestro horario laboral con el de apertura. Aún así, no queríamos dejar de mencionarlo para que sepas que existe, porque nos parece un punto genial en el que parar, sobretodo si vas con niños (o te sientes uno de ellos). Sin duda, es un sitio divertido donde hacer algo diferente.

El precio de la entrada al Laberinto de Villapresente es de 4€ para adultos y niños a partir de 13 años. Los menores de 6 años, ¡entran gratis!

CONSEJO PRÁCTICO: Desde aquí, te recomendamos parar en el área gratuita de autocaravanas de Puente de San Miguel, que pilla de paso y se encuentra justo al lado de la siempre recomendable Santillana del Mar, de la que te hablaremos en otro futuro artículo junto con Comillas y San Vicente de la Barquera. Es el mejor punto base para volver a vaciar y rellenar tus depósitos, ya que durante el resto de la ruta te será dificil encontrar áreas gratuitas donde hacerlo. Además, es un área grande (aunque no demasiado tranquila al encontrarse justo frente a las vías de tren).

6. Bosque de las secuoyas

Imagen
Bosque de las Secuoyas en Cabezón de la Sal (Cantabria)
Bosque de las Secuoyas en Cabezón de la Sal (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Continuamos nuestra ruta en furgoneta camper por Cantabria, acercándonos al Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal. Se trata de una zona boscosa que fue declarada Monumento Natural en el año 2003 debido a su singularidad. Te esperan 25 hectáreas de bosque con más de 800 secuoyas rojas (también llamadas Secuoyas de California).

Este peculiar bosque fue plantado en los años 1940 con el objetivo de obtener grandes cantidades de madera sin tener que importarla del extranjero. Verás secuoyas relativamente jóvenes, pero aún así espectaculares.

Hay varias opciones para aparcar. Suele estar muy concurrida, pero es una zona de alta rotación donde es fácil que haya movimiento de coches, así que con un poco de paciencia, aparcarás seguro. El parking es gratuito y el acceso al bosque también, ya que se encuentra abierto las 24h del día.

El acceso al bosque, se hace por una plataforma de madera (adaptada para quiénes la visiten en silla de ruedas). Al final de la plataforma, lo ideal es adentrarse en el bosque para disfrutarlo como se merece.

Hay un sendero circular muy fácil de realizar que recorre los puntos principales del bosque y que te llevará una horita completar. Muy muy recomendable.

7. La Fuentona de Ruente

Imagen
Parque La Fuentona de Ruente (Cantabria)
Parque La Fuentona de Ruente (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Seguimos conduciendo hacia el interior de Cantabria y ya en el Parque Natural de Saja-Besaya, hacemos otra breve parada en Ruente para visitar su famosa "Fuentona", que es mucho más de lo que ves.

La Fuentona de Ruente, a simple vista, parece un parque bonito con merenderos, un río con encanto rodeado de árboles, un puente que lo atraviesa y... nada más. Pero si te acercas al inicio del río, verás tiene un fenómeno de la naturaleza que lo convierte en especial: en la pared vertical verás unos ojos que llevan a una cueva escondida. Y del fondo de esta cueva, emana el agua del que nace un río.

Lo curioso es que se han registrado épocas concretas a lo largo de los años en los que el agua ha dejado de surgir de forma natural y sin explicación aparente. A veces este parón ha durado unas horas y otras varios días.

Imagen
Nacimiento de la Fuentona (Ruente, Cantabria)
Nacimiento de la Fuentona (Ruente, Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Existen varias teorías científicas que explican este curioso fenómeno de la naturaleza, pero los lugareños recurren a una leyenda para explicarla:

Se dice que en el fondo de la cueva vive una bruja buena (anjanas se llaman en Cantabria), que es la que controla que el agua salga o deje de salir. A las anjanas les encantan los bosques y los manantiales y se dice que cuidan de la gente buena y ayudan a los caminantes extraviados. Bonito, ¿no?

Te encontrarás una estatua al pie del manantial de un zorro, que no sabemos qué tiene que ver con la leyenda, pero ahí está y queda bonito en la foto. Encontrarás también un letrero en el que te cuentan tanto la historia científica como la leyenda.

Imagen
Escultura de un zorro en la Fuentona de Ruente (Cantabria)
Escultura de un zorro en la Fuentona de Ruente (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

EXTRA: Si decides pasar más tiempo en Ruente y te apetece algo de bosque, te interesará saber que muy cerca de aquí se encuentra la Senda de los Árboles Singulares, que acaba en el siguiente punto de la ruta. Solo por el nombre ya apetece, ¿verdad?

8. Carmona

Imagen
Puente con caballos en Carmona (Cantabria)
Puente con caballos en Carmona (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Dejamos atrás la magia para parar en Carmona, muy cerquita de Ruente. Carmona es otro de los lugares de esta ruta que se encuentra en la lista de Pueblos Más Bonitos de España. ¡Y con razón! Carmona es pequeño. Muy pequeño. Pero tiene un encanto fuera de lo normal. Tanto, que está declarado como Conjunto Histórico-Artístico. Quizá también influyó en que nos gustara tanto que nos pilló un día entre semana en el que sus calles estaban vacías. Parecía un pueblo fantasma, pero taaan bonito.

Imagen
Casco histórico de Carmona (Cantabria)
Casco histórico de Carmona (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Se encuentra rodeado de montañas de un verde intenso. Por él pasa un río con abundante agua y las casas son casas típicas montañesas de Cantabria. Estamos seguros de que te gustará.

Antes de adentrárnos en el pueblo, paramos unos minutos en el Mirador Asomada del Rivero, para admirar el pueblo desde lo alto:

Imagen
Vista aérea de Carmona desde el Mirador de la Asomada del Ribero
Vista aérea de Carmona desde el Mirador de la Asomada del Ribero. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Aparcamos pasado el puente que cruza el río, en uno de los pocos sitios que encontramos. No hay demasiadas facilidades para aparcar, así que si vienes con una autocaravana grande, seguramente te cueste aparcar. Siempre puedes buscar un sitio un poco más alejado y acercárte a pie o en bici.

Imagen
Aparcamiento en Carmona (Cantabria)
Aparcamiento en Carmona (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

En este punto de la ruta, se nos echó encima la Semana Santa... Preferimos viajar fuera de temporada para evitar aglomeraciones, pero justo estos días vinieron algunos familiares a visitarnos, así que aprovechamos para seguir conociendo esta zona de Cantabria en buena compañía. Por primera vez tras 8 meses viviendo en nuestra furgoneta camper, dormimos fuera de nuestra casa con ruedas, en una casa rural para estar con la familia, aunque seguimos moviéndonos con nuestra furgo.

9. El Mirador de Santa Catalina y la Senda Mitológica del Monte Hozarco

Imagen
Mirador de Santa Catalina al desfiladero de la Hermida (Cantabria)
Mirador de Santa Catalina al desfiladero de la Hermida (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Dejamos atrás Carmona para cambiar totalmente de paisaje. No se puede decir que Cantabria no sea variada. ¿Te apetece un mirador de infarto repleto de buitres? Entonces este mirador, es el lugar.

Imagen
Mirador Santa Catalina a Picos de Europa y Desfiladero de la Hermida (Cantabria)
Mirador Santa Catalina a Picos de Europa y Desfiladero de la Hermida (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Si vas con una furgo pequeña y fuera de temporada, puedes aparcar justo arriba al lado de la carretera (apenas hay sitio para dos coches y el aparcamiento está en cuesta). Mucho mejor es aparcar en el Aparcamiento La Picota, que se encuentra abajo. Se trata de un espacio privado y muy amplio, con un lugar específico para autocaravanas. Nosotros al llevar furgoneta camper, pagamos 2€ por el vehículo con refresco incluido en el puesto, así que nos salió bien la cosa. Para autocaravanas es un pelín más caro. 5€ estaban pidiendo en esa ocasión.

Subimos caminando por mitad del bosque recorriendo la Senda Mitológica del Monte Hozarco. Por el camino encontrarás personajes de cuento de la mitología cántabra como Ojáncano, Ojáncana, Musgoso, Arquetu y muchos otros.

Imagen
Musgoso en la Senda Mitológica del Monte Hozarco (Cantabria)
Musgoso en la Senda Mitológica del Monte Hozarco (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Al lado de cada uno, un cartel explicativo con el nombre del personaje en cuestión y su historia.

Imagen
Arquetu en la Senda Mitológica del Monte Hozarco (Cantabria)
Arquetu en la Senda Mitológica del Monte Hozarco (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Tenemos que decir que en comparación con el Bosque Animado de Monte Tejas del que te hablábamos más arriba, este nos pareció un poco cutre. Es curioso si vas con niños, pero bajo nuestro punto de vista, el entorno del otro es mil veces más bonito. La ruta tiene bastante desnivel, así que ojo si vas con carro o personas con dificultad para caminar.

Una vez arriba, por fin, llegamos al objetivo: el Mirador de Santa Catalina. ¡Impresionante! Es la mejor palabra para describirlo. Nos atreveríamos a decir que es el mejor mirador de Cantabria y de los 10 mejores miradores de España.

Imagen
Desfiladero de la Hermida desde el Mirador Santa Catalina (Cantabria)
Desfiladero de la Hermida desde el Mirador Santa Catalina (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

El Mirador de Santa Catalina ofrece vistas al Desfiladero de la Hermida. Llévate prismáticos si los tienes porque los buitres te ofrecerán un espectáculo que no querrás perderte.

Al ser Semana Santa, estaba bastante hasta arriba de gente y aún así nos enamoró.

10. Potes

Imagen
Puente de San Cayetano en Potes (Cantabria)
Puente de San Cayetano en Potes (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Llegamos a Potes atravesando la carretera del Desfiladero de la Hermida, donde disfrutamos de un paisaje rocoso que nos deja sin palabras.

Potes pertenece a la lista de Pueblos Más Bónitos de España. Cantabria tiene unos cuántos de estos...

De todos los lugares de esta ruta, Potes no nos pareció el más bonito. Siendo justos, diremos que al ser Semana Santa estaba hasta arriba de gente, y claro, eso no ayudaba. Aquí encontrarás muchísimas opciones de alojamiento y restauración, puntos de interés varios... y mucho visitante, claro. Como nosotros.

La verdad es que al estar acompañados, lo vimos muy de pasada. Quizá más adelante te podamos contar qué ver y hacer en Potes más a fondo. Había varios parkings grandes sin cartel de restricción a autocaravanas y vehículos vivienda. Punto a favor.

Como ya sabrás si has leído nuestro artículo sobre cómo vivir viajando sin ser rico, no solemos frecuentar restaurantes porque no sería asumible para nosotros a medio-largo plazo. Pero en Potes, de forma excepcional y aprovechando que teníamos visita, entramos en un restaurante a comernos un rico Cocido Lebaniego (plato típico de Cantabria). Decir que estaba bueno sería quedarnos cortos.

Imagen
Nosotros probando el cocido leganiego típico de Potes (Cantabria)
Nosotros probando el cocido leganiego típico de Potes (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Desde aquí, tienes 2 opciones: continuar hacia los Picos de Europa (de los que te hablaremos en otro artículo) o continuar por la Cantabria más desconocida. En esta ocasión, optamos por la segunda opción.

11. Cabezón de Liébana

Imagen
La Casa del Oso en Potes (Cantabria)
La Casa del Oso en Potes (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

De camino a la casa rural pasamos por la zona de Cabezón del Liébana, con la ilusión de que a lo mejor veíamos algún oso en la distancia... Sí, porque es justo en esta zona, en la Montaña Palentina entre Cantabria y Palencia, donde hay más probabilidades de avistar osos en esta zona de España.

Por supuesto, encontrarse con uno debe ser algo súper excepcional. No se dejan ver así como así... y tampoco es que nos adentráramos en el bosque a buscarlos, la verdad. Estamos un poco locos a veces (yo más que Alex), pero no tanto como para buscar un encuentro cuerpo a cuerpo.

Imagen
Atardecer desde el Mirador la Cruz de Cabezuela (Cantabria)
Atardecer desde el Mirador la Cruz de Cabezuela (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Durante el trayecto, paramos en un par de miradores: el Mirador del Jabalí y el Mirador de la Cruz de Cabezuela, desde el que se veía un bonito atardecer.

CONSEJO: Si necesitas vaciar y rellenar tus depósitos, puedes acercarte al camping de Liébana. Tiene un precio razonable y sale más barato hacerlo ahí, aún pagando, que conducir hasta el siguiente área gratuita que está bastante lejos...

12. Puente Pumar

Imagen
Ruta de senderismo en Puente Pumar (Cantabria)
Ruta de senderismo en Puente Pumar (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Y llegamos al punto más desconocido de esta ruta. Aquí se encontraba la casa rural en la que nos estuvimos alojando esos días con nuestra familia. Y pese a no ser el lugar más turístico, nos encantó. A 800 metros de altitud, encontramos tranquilidad, rutas desiertas para caminar al pie de las montañas nevadas y vacas tudancas por todos lados de las que te hablamos abajo.

Porque muchas veces saliéndose de lo más turístico, es donde se encuentra la verdadera esencia de los lugares y de sus gentes. En este pueblo los ganaderos del lugar nos contaron los problemas con los que se encuentran en su día a día con los lobos y los osos que, según nos contaron, abundan por la zona, sobretodo en las cotas más altas donde pasta el ganado. Un ganadero nos contó incluso que el año anterior habían visto un oso bajar casi hasta el pueblo.

Imagen
Rebaño de ovejas en Puente Pumar (Cantabria)
Rebaño de ovejas en Puente Pumar (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Nosotros como turistas y amantes de la naturaleza, nos encanta que haya especies libres y salvajes en los bosques, pero lo cierto es que muchas veces hablamos desde nuestra perspectiva de viajeros de paso, y nos pareció interesante e incluso necesario escuchar su versión. Porque independientemente de tu posición al respecto, ponerse en la piel del otro, siempre es una buena idea para acercar posturas.

Entre Puente Pumar y Tudanca, encontrarás una carretera con unas vistas preciosas a la inmensa presa de la Cohilla. Inmensas rocas a ambos lados, curvas cerradas y agua a borbotones. Muy recomendable.

13. Tudanca

Imagen
Túnel en Tudanca (Cantabria)
Túnel en Tudanca (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Por último, tras despedirnos de la familia, paramos en Tudanca. Uno de los pueblos más antiguos de Cantabria, que cuenta con apenas 150 habitantes. Esta pequeña aldea fue declarada como conjunto Artístico Histórico en el 1983. Su principal reclamo (además del idílico paraje en el que se encuentra), es la Casona de Tudanca.

Se trata de un museo-biblioteca en la que vivió José María de Cossío, académico de la Real Academia de la Lengua Española, y motivo por el que en Tudanca encontrarás una ruta literaria con placas informativas en honor a los diferentes escritores que acudieron a la villa en algún momento de sus vidas.

Imagen
Casona montañesa en Tudanca (Cantabria)
Casona montañesa en Tudanca (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Otra cosa destacable de Tudanca, es que de ella toma su nombre la raza de vacas tudancas, autóctonas de esta región de Cantabria y que te hartarás de ver por la zona. Es además frecuente que te las cruces por las carreteras en las regiones más montañosas. 2 veces durante la ruta nos las encontramos de frente en la carretera, así que conduce con cuidado.

Imagen
Vaca Tudanca en Cantabria
Vaca Tudanca en Cantabria. Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Puedes dejar tu furgoneta camper o autocaravana en el parking que se encuentra justo al lado de la Iglesia de San Tirso de Santotis. Nosotros pasamos un par de días aquí trabajando súper tranquilos con estas magníficas vistas:

Imagen
Parking en Tudanca (Cantabria)
Parking en Tudanca (Cantabria). Foto de @vivirnoescaro (Todos los derechos reservados)

Y aquí, acabó la ruta por Cantabria para nosotros. Volvimos a Madrid un par de días a realizar unos trámites. Paramos en Burgos ciudad para visitarla y aprovechamos para vaciar y rellenar nuestros depósitos en su área gratuita para autocaravanas. Pero no acabó aquí nuestra vida nómada. Desde Madrid, continuamos hacia Huesca, donde pasaríamos un mes entero visitando la provincia. ¡Pronto te lo contaremos!

14. Mapa de localización de los mejores lugares del interior de Cantabria

Te puede interesar...

Comparte!